Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Albañilería y fontanería

Tipos de contenidos: Bricolaje

^

Restaurar y dar nueva vida a un espejo

Distintas técnicas disimulan los defectos y manchas de un espejo deteriorado o dan un nuevo uso a uno roto

Imagen: zeevveez

Un espejo roto o deteriorado no siempre tiene que acabar en el cubo de la basura. Existen diversas maneras de darle una nueva vida: además de cambiar el cristal, es posible disimular los defectos pequeños o darle un estilo nuevo, si se añaden o se quitan partes. Este artículo explica distintas alternativas para recuperar un espejo roto, así como para ocultar las manchas negras en el cristal y restaurar un marco.

Alternativas para recuperar un espejo roto

Mucha gente cree que romper un espejo conlleva mala suerte. Pero más allá de la superstición, la rotura de un espejo, no solo del cristal, sino también del marco, suele ser la causa de que esta pieza se retire de la decoración, de la misma forma que cuando está muy vieja y gastada. Sin embargo, las modas de lo vintage y lo retro logran la recuperación de muchos objetos, y los espejos no quedan fuera de esta tendencia.

Imagen: -Ebelien-

¿De qué manera restaurar un espejo? Si el cristal está roto, existen dos opciones. La primera, la más sencilla: cambiarlo por un cristal nuevo, en buenas condiciones. La segunda es crear una pieza decorativa, que no servirá tanto para que una persona pueda observar su reflejo en él como para adornar la pared, como se puede observar en esta fotografia que ilustra el artículo. Pero no solo la pared: también se pueden decorar muebles, recipientes y hasta formar una cortina con pequeños cristales, como muestra el blog Mil ideas.

Ocultar las manchas negras en el cristal del espejo

El otro problema más habitual en los cristales, además de las roturas, es la aparición de manchas negras en su superficie. Estas manchas se deben a que, por el paso del tiempo, se desgasta la pintura de la parte posterior, que es la que convierte un simple cristal en un espejo. Existen también dos posibles soluciones.

Papel de aluminio o purpurina plateada permiten disimular las manchas negras que aparecen en los espejos viejos

La primera posibilidad es disimular la mancha. Para ello, hay que limpiar con alcohol la parte trasera del cristal y, luego, pegar sobre ella un trocito de papel de aluminio o pintar con purpurina plateada. En este caso, la mancha no desaparece pero resulta mucho menos evidente, salvo que quede en el área central del espejo, donde por lo general se refleja el rostro de quien se observa en él.

La otra alternativa es casi la opuesta y parece responder a la consigna de que si no se puede con el enemigo, lo mejor es unirse a él. En esta ocasión, ya que no se puede eliminar la mancha negra, la propuesta es agrandarla y darle una forma bonita y que así forme parte de la decoración del espejo. Para ello, habrá que dibujar en la parte trasera del cristal la silueta que se desea lograr, con cuidado de que la mancha original quede en su interior. Luego, con un buril o herramienta similar, se quita la cobertura original del espejo en esa zona y se aplica pintura negra. De este modo, el espejo quedará decorado con un toque artístico, que puede ser tan simple como un corazón, una media luna, una o varias estrellas, o lo que el decorador disponga.

Restaurar el marco de un espejo

Imagen: Paul Keller

En muchos casos, el problema del marco de un espejo con roturas o el mero desgaste del paso del tiempo se puede solucionar con una decoración apropiada: piedras, caracolas, hojas secas, piezas de fantasía o pegatinas permiten adornar el marco y disimular imperfecciones.

Si el marco de madera está roto o deteriorado, su recuperación lleva tiempo pero no es demasiado compleja. De hecho, los pasos son los mismos que para la restauración de una puerta de madera. Hay que quitar las partes dañadas con una lima o papel de lija, decapar si es necesario, rellenar los huecos y grietas con pasta para relleno de madera, lijar de nuevo para dejar lisas las superficies y, por último, barnizar o pintar.

Existe una tercera alternativa: dejar el espejo sin marco. Puede que un marco esté muy desgastado y no haya manera de dejarlo en buenas condiciones, pero que el cristal esté bien o con manchas. En este caso, el cristal solo colgado en la pared puede cumplir sus funciones y ser un aporte moderno y muy bonito a la decoración.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en