Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Carpintería

Tipos de contenidos: Bricolaje

^

Sierras manuales y eléctricas

Se elegirá una u otra en función del material que se quiera cortar, pero en ambos casos se debe anclar la pieza en una mesa de trabajo

Madera, cerámica, plástico o metales. Para realizar cortes en cualquiera de estos materiales sólo hay que elegir el tipo de sierra más adecuada, ya sea manual o eléctrica, y seguir las pautas de corte adecuadas para cada caso. Además, para facilitar la labor y evitar riesgos, se debe anclar la pieza en una mesa de trabajo con sargentos, tornillos de fijación o cualquier otro sistema que garantice su estabilidad.

Serrado manual

Tras sujetar con firmeza la pieza sobre la que se trabajará, se marca la línea de corte con un lápiz. Si el trabajo requiere una mayor precisión, se repasa varias veces el trazo con un cúter.

Para realizar un corte a través, se empuña la sierra con el índice apoyado en la hoja para poder guiar mejor su movimiento. El filo de la sierra debe formar un ángulo aproximado de 20º sobre la madera o material que se vaya a cortar. Si el trabajo es de precisión, los dientes deben correr junto al trazo dejado por el cúter.

Con la sierra hacia el cuerpo, se debe ejercer la presión necesaria para dejar huella en la pieza. Para conseguir una hendidura cuya profundidad sea equivalente, como mínimo, a la de los dientes de la sierra, se debe repetir esta operación tantas veces como sea necesario.

Tras profundizar el corte con movimientos alternos de avance y retroceso, cuando se hayan cortado unos 25 centímetros de la pieza, se debe aumentar el ángulo de incisión de la sierra hasta unos 45º. En este punto, no es necesario ejercer excesiva presión, ya que la sierra debe trabajar en casi toda su longitud.

Con la sierra hacia el cuerpo se debe ejercer la presión necesaria para dejar huella en la madera

Si la pieza es de madera, se puede evitar que al llegar al final del corte se astille. Para ello, hay que serrar en sentido perpendicular a los anillos anuales. Si se sierran paneles finos, se puede pegar cinta adhesiva en la cara inferior de la línea de corte de la pieza para evitar las astillas.

Para los cortes longitudinales, el proceso es similar. En este caso, al llegar a los primeros 25 centímetros, se debe elevar el ángulo de incisión de la sierra hasta unos 60º. Si la sierra salta o se atasca, basta con disminuir un poco el ángulo.

En los cortes largos hay que mantener separadas las partes. Para ello, se introducen cuñas de madera.

Sierras eléctricas

Al margen del tipo de sierra eléctrica elegido, se debe seleccionar la hoja de sierra en función del material sobre el que se trabajará. Además, para trazar la línea de corte, se ha de tener en cuenta el espesor de la hoja.

Si el corte se lleva a cabo con una sierra de calar, es necesario regular el movimiento pendular. Cuanto mayor sea éste, menor será la fricción. No obstante, el corte también será menos preciso. Para que esto no ocurra, se debe tener en cuenta el tipo de material. Si se trabaja con planchas delgadas, el movimiento pendular ha de ser nulo. Los materiales duros requieren un ligero movimiento, que se debe acentuar si la pieza no tiene excesiva dureza. Por último, si el material es blando, el movimiento será fuerte.

Si el corte se lleva a cabo con una sierra de calar, es necesario regular el movimiento pendular

Al cortar se deben realizar calados progresivos. Para ello, se apoya la parte delantera de la base sobre el tablero y se inclina poco a poco la máquina hasta que la hoja de sierra penetre en la tabla.

Para utilizar una sierra circular, se debe regular la altura de corte en función del espesor que se quiere cortar. Tras alinear la hoja respecto del trazo de corte, se acerca ésta al tablero hasta que entren en contacto. El corte se debe hacer con suavidad. Hacia el final del mismo, se modera el avance y se separa de un trazo la madera restante.

Para realizar cortes angulares o a inglete, hay que regular la base con el ángulo apropiado.

Cuando el corte se realiza con una sierra de sable, se debe regular la empuñadura de manera que permita un control total sobre la máquina. Si el corte se realiza por inmersión, se debe sujetar la máquina con firmeza, con un ángulo que permita que la hoja entre de manera progresiva. Para cortes a ras, se deben utilizar hojas de alta flexibilidad que se puedan curvar.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto