Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Carpintería

Tipos de contenidos: Bricolaje

Despilfarro de escuela de alimentacin
Λ

Cinco trucos para renovar la cocina con poco dinero

Cambiar el color de los armarios, colgar cuadros o una pizarra en las paredes y colocar plantas son formas económicas de renovar la decoración de la cocina

Imagen: Helmut Gevert

De vez en cuando es importante renovar y dotar de vida la cocina, un espacio de la casa donde se pasa bastante tiempo a lo largo del día y que en muchas ocasiones representa incluso el lugar destinado a todas las comidas. Este artículo resume en cinco trucos sencillos y económicos cómo renovar la decoración de la cocina: cambiar el color de los armarios, pegar vinilos en la pared, colgar cuadros, incorporar alguna pizarra o poner algunas plantas.

Al igual que la de cualquier otro espacio de la casa, la decoración de la cocina necesita renovarse cada cierto tiempo, para no perder encanto y mantenerse a tono con el resto de las estancias. A menudo se da a la cocina menos importancia de la que posee, cuando en realidad es un espacio fundamental: mucha gente pasa varias e importantes horas al día allí, preparando los alimentos e incluso en los desayunos, comidas, meriendas y cenas.

Por supuesto, una reforma integral de la cocina implica una fuerte inversión de dinero. Pero renovar tal espacio no implica una obra, sino que se pueden modificar o incorporar algunos detalles sin demasiado esfuerzo económico y, de esa forma, lavar la cara de la estancia. A continuación, se dan media decena de trucos para lograrlo.

1. Pintar los armarios

Una opción divertida es colgar en la cocina un cuadro con una receta o los posibles usos de un alimento

Los muebles de la cocina se pueden renovar de la misma forma que los del resto de la casa. Tanto si son de madera de color natural -en cuyo caso se pueden pintar de cualquier color o bien barnizar- como si están recubiertos de formica o cualquier otro tipo de acabado especial, se pueden cambiar los tonos de los armarios y darles una nueva vida. Si se logran las combinaciones apropiadas entre el color de estos muebles y el del resto de la estancia (paredes, electrodomésticos, otros muebles, etc.), el cambio será completo.

2. Pegar vinilos en las paredes

Las paredes de la cocina son especiales para ser decoradas con vinilos autoadhesivos, ya que presentan especiales características como una gran resistencia a la humedad y una muy buena adherencia sobre los azulejos. Se pueden usar diseños de dibujos (relacionados con los alimentos, como siluetas de ollas o de piezas de fruta o verdura) o palabras, tanto en imágenes aisladas como alineadas, formando cenefas.

3. Colgar cuadros

La cocina es un lugar muy apropiado para colgar cuadros pequeños, que pueden hacer referencia a alimentos (dibujos o fotos de hortalizas) o no (paisajes de la naturaleza o de la ciudad, carteles de películas, etc.). Una variante divertida puede ser un cuadro o una especie de póster que aluda a una receta, a las posibilidades de uso de un alimento en concreto, a la capacidad nutritiva de una fruta, etc.

4. Incorporar una pizarra

Este elemento, con sus correspondientes tizas, puede ser una fuente de mucha participación e interacción para todos los habitantes de la casa. Cualquiera, en cualquier momento, puede utilizar la pizarra para apuntar ideas y propuestas para futuras comidas, productos que haya que reponer en la próxima compra, avisos especiales ("la noche del jueves no cenaré en casa"), división de tareas de limpieza de los espacios comunes, etc. Pero no solo eso. También puede ser el lugar idóneo para compartir frases bonitas, expresar buenos deseos o liberar el espíritu artístico con coloridos dibujos: todo lo que la imaginación y la creatividad dispongan.

5. Poner plantas

La presencia de flores y, sobre todo, de plantas dotan a la cocina de una vida y una presencia natural que pueden cambiar por completo la cara de este espacio de la casa. La frescura de los ejemplares vegetales resulta, además, un contrapeso para equilibrar un ambiente que en ocasiones se torna demasiado cálido y hasta puede servir de compañía para personas que pasan allí mucho tiempo solas. Habrá que buscar plantas que se adapten a ambientes con mucha humedad, como la llamada sombrilla (Scirpus cernuus), la cinta o el poto, o bien hierbas que se pueden emplear para cocina, como albahaca, romero, perejil o menta.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto