Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Carpintería

Tipos de contenidos: Bricolaje

^

Sanitarios de madera

El avance de los tratamientos impermeabilizantes ha permitido fabricar muebles para el baño que resisten la humedad

Imagen: Est Bleu2007

La madera en la cocina o en el baño no se presenta, a priori, como la mejor opción. La humedad y condensación que pueden producirse en ambas estancias afectan al buen estado de este material. Sin embargo, hay tratamientos especiales para protegerla. Las técnicas han mejorado tanto que, incluso, las últimas tendencias pasan por sanitarios en madera.

Lavabos y bañeras

Los lavabos son una parte fundamental de cualquier baño. La mayoría de las veces son el primer mueble que se observa al entrar en esta estancia, por eso se cuida su diseño. Hasta hace poco, los lavabos prácticamente sólo se construían en materiales cerámicos, porcelana o mármol. Ahora también se utiliza el cristal, el acero inoxidable y, recientemente, la madera.

Intentan conservar su color y dibujo naturales, aunque también se pueden lacar

Estos últimos se distinguen porque intentan conservar su color y dibujo naturales. Según la especie, se encuentran en tonos claros u oscuros, aunque también pueden lacarse. La paleta de colores en este caso es mucho más amplia y, en función del tinte que se emplee, mantiene a la vista las vetas originales.

Los nuevos lavabos y bañeras en madera combinan las líneas rectas trabajadas a mano con diseños ovalados que crean una sensación de calidez y comodidad. Además, se utilizan maderas tropicales y de gran calidad para asegurar la resistencia y durabilidad de los sanitarios.

Especies de madera y tratamientos

La especie de madera es, junto con el tratamiento, la clave de este mobiliario. Se utilizan maderas nobles, resistentes y sometidas a tratamientos especiales. Hay maderas oscuras como el wengé, el nogal, la caoba o la teca, y claras como el cerezo, la haya o el cedro.

Al final del proceso de elaboración las piezas se barnizan con aceites especiales que resisten la humedad. No sólo es importante que el agua no afecte al exterior, sino que también hay que evitar las filtraciones para que la madera no se pudra.

Los tratamientos que se aplican a estos sanitarios los hacen resistentes a la acción del agua. Alteran las condiciones naturales de la madera para que se adapte al entorno y no se estropee. Los poros se sellan para obstaculizar el paso del agua y el mueble queda así impermeabilizado, además de resistir mejor los cambios de temperatura.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto