Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Carpintería

Tipos de contenidos: Bricolaje

^

Etiquetado de los muebles

El envase o folleto que acompaña al mobiliario debe contener datos básicos sobre su denominación, composición u origen

Los muebles deben llevar en el embalaje una etiqueta que informe acerca de su composición, las condiciones de uso, el precio o el fabricante. Contiene, en definitiva, una serie de datos que identifican el producto para que los consumidores conozcan las características esenciales y los posibles riesgos como consecuencia de una manipulación incorrecta.

Este etiquetado queda regulado por varias normas cuya misión es asegurar "una adecuada información y conocimiento suficiente por parte de los usuarios". Así, en el caso de los muebles procedentes del extranjero o importados, la normativa exige que la etiqueta sea traducida para que pueda ser entendida.

Contenido de las etiquetas

El Real Decreto 841/1985 recoge la obligatoriedad de que el mobiliario disponga de etiqueta. Por su parte, el contenido de las mismas quedo regulado por el Real Decreto 1468/1988, de 2 de diciembre. Éste considera etiqueta a toda "leyenda, marca, imagen u otro elemento o signo descriptivo o gráfico, escrito, impreso, estampado, litografiado, marcado, grabado en relieve, huecograbado, adherido o sujeto al envase o sobre el propio producto".

La etiqueta es el medio para obtener una información "eficaz, veraz y suficiente" sobre las características esenciales del mueble

La etiqueta es el medio para obtener una información "eficaz, veraz y suficiente" sobre las características esenciales del mueble. Por ello, no debe inducir a error o engaño, omitir o falsear datos ni contener indicaciones que supongan confusión con otros productos. Por el contrario, ha de advertir de la posible peligrosidad del producto o sus partes.

En concreto, los datos mínimos exigibles que han de figurar en el etiquetado son:

  • Nombre o denominación del producto, para que pueda identificarse y distinguirse de otros con los que se pueda confundir. Se puede destacar la pieza de que se trata (mesa, silla...), el conjunto al que pertenece (baño, salón) o el nombre comercial del producto. En este apartado se incluyen también, según recuerda AIDIMA (Instituto Tecnológico del Mueble), el grupo de mobiliario (muebles de descanso, decorativos, etc.) y los atributos especiales (plegable, ignífugo).
  • Composición. Este dato ha de figurar siempre que los materiales empleados para fabricarlo determinen su uso, calidad, seguridad o eficacia. Comprende la composición de la estructura (madera, plástico, vidrio), revestimientos (chapa, melamina, pvc), rellenos (espuma, fibra), acabados (tinte, cera, barniz) y aspectos decorativos (envejecido, decapado).
  • Características esenciales y recomendaciones sobre instalación, uso, mantenimiento, manipulación o peligrosidad. Se incluyen la ubicación del mobiliario, consejos de limpieza o instrucciones de montaje.
  • Identificación de la empresa, junto a los datos del nombre del fabricante, distribuidor, envasador o transformador.
  • Origen, que puede ser nacional o importado. En el primer caso, se puede incluir la localidad, provincia o comunidad autónoma, mientras que para mobiliario importado es aconsejable destacar el país de procedencia.
  • Precio. El Real Decreto 2160/1993 obliga a exponer el coste final del producto, es decir, con IVA (P.V.P.).

Todos estos datos deben aparecer claros, visibles y fácilmente legibles. Por ello, no se pueden utilizar abreviaturas -excepto para las unidades de las magnitudes físicas-. Además, las etiquetas han de colocarse sobre el propio producto o en su envase, perfectamente visibles. Sólo hay una excepción: en los productos duraderos de uso repetido o por razones de espacio, los datos obligatorios pueden figurar en folletos o documentos que acompañen al producto.

Muebles infantiles

El Real Decreto 841/1985 dispone de un apartado especial dedicado a muebles infantiles. En él, referido especialmente a mobiliario para niños menores de cinco años, se establece la necesidad de que se suministre con una etiqueta que, "sin perjuicios de las exigencias derivadas de su legislación específica sobre etiquetado", permita identificar de manera clara al fabricante. Para ello, es obligatorio especificar que se trata de muebles para niños menores de cinco años, el número de registro industrial del fabricante español o número de identificación fiscal del importador, y el nombre, razón social o denominación y domicilio del fabricante, importador o vendedor.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto