Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Electricidad

Tipos de contenidos: Bricolaje

Navidad 2017
^

La mejor ubicación para un radiador en el cuarto de baño

Si el radiador se coloca debajo de la ventana, calentará más rápido el cuarto de baño y aprovechará mejor la energía

El cuarto de baño es una estancia que necesita una calefacción especial. Como en general no se pasa demasiado tiempo allí, no hace falta mantenerlo caliente, pero esto sí es importante en el momento de ducharse o darse un baño. Este artículo explica por qué la mejor ubicación de un radiador en el cuarto de baño es debajo de la ventana, y menciona también las posibilidades que otorgan los calefactores eléctricos, los radiadores toalleros y otros sistemas de calefacción.

Un radiador en el cuarto de baño

Si el radiador está debajo de la ventana, calienta el aire que penetra desde fuera y evita que enfríe el interior

Cuando llegan las épocas de bajas temperaturas, el cuarto de baño es una de las estancias de la casa en la que más se valora la calefacción. Esta se puede obtener a través de distintos sistemas: radiadores normales, de aire caliente, eléctricos (también llamados de calor azul) o toalleros. Más allá de cuál de estos aparatos se elija, es importante, en el momento de instalarlo, el sitio donde se ha de ubicar.

En general, se debe tener en cuenta que las aberturas es por donde más fácil y rápidamente se pierde el calor del interior de las estancias. Es el caso de las ventanas: aunque estén cerradas, se produce a través de ellas una fuga de calor. Por eso, a menudo se emplean diversos sistemas (como las ventanas estancas o cortinas aislantes) para reducir estas pérdidas.

La mejor ubicación, debajo de la ventana

Imagen: Dariusz Rompa

Además de estas medidas, es recomendable la instalación de un radiador debajo de la ventana. De esta forma, el aire caliente que sube desde la calefacción se encuentra con el aire más frío de la ventana y aumentará su temperatura, y así podrá calentar luego el resto de la estancia.

En el caso opuesto, si el radiador se coloca en la pared que está enfrentada a la ventana, el encuentro entre el aire caliente, emitido por el aparato, y el frío, que llega desde la ventana, se producirá en la mitad de la habitación. Es decir, la mitad del espacio habrá sido alcanzada por el aire frío que llega desde fuera, por lo que la estancia tardará más tiempo en calentarse y necesitará de más energía.

Los calefactores de aire caliente son óptimos cuando se desea calentar el cuarto de baño rápido y por poco tiempo

Si el radiador está debajo de la ventana, tarda menos y con un consumo de energía inferior. Por eso, si el cuarto de baño cuenta con una ventana, la mejor ubicación para el radiador o el sistema de calefacción elegida será siempre en su parte inferior.

Si el baño solo cuenta con una ventana en la parte alta de una pared, también conviene que el radiador esté debajo, pero por supuesto siempre cerca del suelo, ya que el aire caliente sube y esta es la mejor forma de aprovecharlo. De todos modos, si la ventana es pequeña y está muy alta, no es tan importante que el radiador esté justo debajo.

Radiadores toalleros

Imagen: Naomi

Una de las tendencias de los últimos tiempos es el uso de radiadores toalleros. Muchos de estos modelos presentan un bajo consumo de energía y permiten mantener el cuarto de baño con un clima agradable, o al menos no tan frío como cuando no se tiene un sistema de calefacción encendido. Con respecto a su ubicación, no hay tantas posibilidades de elegir, pues se trata de aprovechar alguna pared libre y donde las toallas se puedan guardar con comodidad.

No hay duda de que contar con toallas calentitas es muy agradable cuando uno sale de la ducha o la bañera en invierno, y este es uno de los mayores beneficios de los radiadores toalleros. Otro es que secan más rápido las toallas después de su utilización, lo cual favorece que la humedad no genere mal olor. De todos modos, hay que tener en cuenta que, mientras la toalla está encima del radiador, el calor actúa menos sobre el ambiente. Por eso, conviene colocarla en ellos solo un rato antes de usarla, y quitarla cuando ya se haya secado. De esta forma se aprovecha mejor el calor y, por ende, la energía.

Un dato más: si se cuenta en el baño con un radiador común, una buena alternativa es colocar el toallero encima. De esta forma, se aprovechará el aire caliente que sube desde la calefacción para calentar y secar las toallas, es decir, como un método "casero" para lograr los mismos resultados que los radiadores toalleros.

Radiadores de aire caliente

Uno de los sistemas de climatización más convenientes para el cuarto de baño es el de los radiadores de aire caliente, que consiguen elevar la temperatura del ambiente en pocos minutos. La principal desventaja de estos aparatos es que, una vez que se apagan, el calor también tarda muy poco en irse. Pero si es solo para una ducha u otra actividad que demande pocos minutos en esta estancia, es una de las formas más adecuadas. Este calefactor también debería colocarse, si es posible, debajo de la ventana, aunque en este caso no es tan importante, debido a que su rápida acción neutraliza enseguida el frío.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto