Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Jardín

Tipos de contenidos: Bricolaje

^

La colocación más idónea de las plantas en los arrietes

Las dimensiones del espacio y la altura de las plantas son aspectos a tener en cuenta

La disposición de las plantas dentro de un arriete debe ser estudiada atentamente para combinar con acierto los colores y las formas de las diferentes plantas que allí se vayan a cultivar. Pero la tarea se complica un poco más cuando los arrietes se encuentran situados cerca de setos, muros o cualquier otra barrera física.

En cualquier caso, antes de elegir las especies que se van a plantar, hay que valorar cuestiones como: la anchura del arriete o superficie del mismo, la orientación, la ubicación con respecto a la luz que le llega y las características del sustrato.

Centrando el tema en los casos en los que el arriete se encuentre al pie de alguna barrera física se pueden establecer algunos principios generales:

-Alternar plantas con formas diferentes. Es decir no agrupar aquellas que tienen un aspecto redondeado por un lado y por otro las que tengan una forma espigada, sino combinarlas para dar un mayor dinamismo al espacio.

-Colocar los diferentes ejemplares respetando la distancia que requiere cada uno de ellos para que no se amontonen ni se invadan entre ellos.

-Hay que tener en cuenta la anchura del propio arriete para saber el número de hileras que se pueden cultivar y realizar así un esquema previo de la disposición de los ejemplares.

Teniendo claro los aspectos anteriores, el siguiente paso se centra en valorar la altura que puede alcanzar cada planta para saber qué posición debe ocupar. Así, se determinará que:

-La parte más externa del arriete es recomendable que esté ocupada con plantas pequeñas que no superen los 25-35 centímetros de altura. Algunos ejemplos son: la verónica, la erigeron, la campánula o la salvia, entre otras.

-La hilera intermedia es aconsejable que disponga de especies que dejen ver las que estén situadas detrás de ellas, pero que a la vez sobresalgan con respecto a las de primera línea. Algunos geranios, rudbeckia, tradescantia o verbascum pueden servir de ejemplo.

-Los ejemplares más altos es conveniente que vayan colocados en la parte trasera. Serán aquellos que ronden el metro de altura o lo superen. Éstos ejercerán de fondo del resto del conjunto y también es aconsejable que combinen bien con la barrera física que tengan detrás. Algunos ejemplos válidos son: delphinium, hosta o yuca, entre otras variedades.

Si se siguen estos consejos no debe haber ningún problema para que el arriete luzca esplendoroso, independientemente de las barreras físicas que lo limiten.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en