Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Jardín

Tipos de contenidos: Bricolaje

Navidad 2014
Λ

Una zona de paso integradora para salvar un desnivel

Una escalera con peldaños de madera es la opción más natural

Tener un desnivel importante en alguna zona de paso del jardín puede resultar un problema si no se sabe cómo afrontarlo. Lo más habitual es recurrir a la colocación de losetas de piedra o a la elaboración de unas escaleras de cemento que, posteriormente, se cubren de tierra o se adornan con grava.

Pero para lograr una zona de paso cuya preparación no sea costosa económicamente, y permita ahorrar tiempo y esfuerzo, una buena alternativa radica en recurrir a vigas de madera que hagan de escalones a lo largo del desnivel.

La preparación es bien sencilla. El primer paso consistirá en elaborar un plano con el perfil del desnivel y medir la altura que hay que salvar. Luego, será conveniente decidir por cuál de los dos siguientes sistemas se puede decantar:

-Una opción tiene como punto principal añadir tierra al desnivel ya existente, de tal forma que hay que aportar más tierra en la superficie desde la que se quiere ascender y menos cada vez que van subiendo escalones.

-Otra opción distinta consiste en el método de horadar la tierra para elaborar los peldaños, técnica con la que se asegura un mejor asentamiento pero que, a su vez, requiere un perfecto planteamiento y más trabajo físico. En este caso, se tendrá que ir retirando más tierra en lo alto que en la base de la ascensión.

En cuanto a la planificación, cada uno establece la altura que va a tener cada escalón y la anchura de la base de cada peldaño, aspecto este último en el que se deberá tener en cuenta el ancho de la viga, la cual se colocará para apuntalar cada peldaño. A partir de ahí habrá que determinar la cantidad de escalones que se necesitan y los kilos de tierra que se deben añadir al desnivel para lograr el asentamiento de la escalera, en caso de decantarse por la primera opción.

De esta manera, además de salvar el desnivel, se logrará un resultado más natural e integrador que el que se obtendría si se realizara una obra en la que se tuviese que preparar el terreno para aplicar cemento.

Paneles de madera

Por otro lado, estas áreas o lugares de paso del jardín pueden estar pavimentadas con muy diversos materiales, entre los más recurridos se hallan las baldosas de barro cocido o la grava. Pero una forma elegante de pavimentar cualquier espacio es acudir a la madera.

Colocar una tarima de madera puede resultar relativamente complejo para una persona que no está curtida en las tareas de carpintería, pero si se tiene claro que la madera es la opción que más conviene, siempre se puede utilizar paneles de prefabricados para pavimentar la zona que se desee.

Simplemente es aconsejable calcular los metros cuadrados que se va entarimar, adquirir en cualquier tienda especializada la cantidad de paneles que se precise y allanar el terreno. En la tarea de preparación del suelo bastará con colocar los paneles ordenadamente sobre la arena alisada, que también será la encargada de corregir los posibles desniveles del terreno.

Por otro lado, si interesa, esta madera se puede tratar tanto para oscurecerla como para mejorar su resistencia.

Etiquetas:

Tierra, desnivel, madera, paso, zona




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto