Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Jardín

Tipos de contenidos: Bricolaje

Despilfarro de escuela de alimentaci�n
Λ

La azalea, planta o arbusto

Algunas variedades pueden llegar a convertirse en arbustos de 4 metros

La azalea es una planta que pertenece a la especie de las Ericáceas y que procede de Asia, concretamente existen diferentes variedades en la India, Japón, China y el Cáucaso. Una de sus principales características es que puede desarrollarse en forma de pequeñas plantas o llegar a convertirse en un frondoso arbusto que alcanza hasta 4 metros de altura según la especie.

Las hojas de esta planta de hoja caduca y ramificación extendida se presentan generalmente opuestas. Otra de sus características diferenciadoras es el color verde vivo e intenso de sus hojas, que pueden ser lanceoladas, ovaladas o acorazonadas, según la variedad. Las flores presentan 5 estambres, pueden ser de color lila, blanco, amarillo, naranja o violeta, y se caracterizan por el delicado perfume que desprenden y por su forma tubular.

Las azaleas se plantan en pleno otoño o invierno para que puedan florecer con la llegada de los rayos del sol primaveral, momento en el que se deben abonar con frecuencia para que dispongan de los nutrientes necesarios para crecer sin problemas y libres de plagas. Los suelos más propicios para su crecimiento son los fértiles y de naturaleza alcalina.

La azalea no requiere podas, basta con cortar las inflorescencias marchitas, para evitar que la planta malgaste su energía intentando reavivarlas y esto impida que el resto de la planta crezca con normalidad.

Respecto a sus necesidades de riego, tenga en cuenta que la azalea no necesita mucha humedad en el terreno sobre el que se asienta, pero sí que esté fresco, por lo que es suficiente con que se riegue dos o tres veces por semana para impedir que se seque la tierra.

Para conseguir que las condiciones de crecimiento de una azalea sean lo más favorables posible ha de colocarse a pleno sol, si se encuentra en un clima fresco, y puede situarse a media sombra en las épocas y zonas más calurosas. La planta lo agradecerá floreciendo en todo su esplendor.

Etiquetas:

azalea, flor, planta




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto