Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Jardín

Tipos de contenidos: Bricolaje

^

Formatos en los que se presentan los fertilizantes

Los mejores y más utilizados son los líquidos

En el mercado existen numerosos tipos de fertilizantes cuya forma de administración varía dependiendo del formato en el que se presenten.

Si se adquiere un fertilizante en forma de barras o pastillas se deberán introducir éstas en la tierra, de forma que vayan desprendiendo gradualmente sus nutrientes. Este tipo de fertilizantes son los denominados de liberación lenta. Su gran ventaja es que, una vez colocados, el jardinero se puede desentender de ellos, pero tienen el inconveniente de que tienden a concentrarse en determinadas porciones del sustrato, en la zona en la que se hayan introducido, y pueden llegar a quemar las raíces más cercanas.

Para evitar, en la medida de lo posible, este inconveniente, se pueden trocear las barras y repartirlas de manera uniforme por todo el sustrato del ejemplar. Después de abonar no hay que olvidar limpiar la herramienta con la que se ha cortado el fertilizante.

Asimismo se pueden encontrar fertilizantes en polvo y granulados, que deben mezclarse con el agua de riego antes de ser utilizados. Este tipo de fertilizantes son más adecuados para los ejemplares de exterior.

El último tipo de fertilizantes que se pueden encontrar en el mercado son los líquidos, que son los más fiables, ya que se aplican en el momento oportuno y en la cantidad adecuada. Asimismo la uniformidad del reparto de los nutrientes queda garantizada, a diferencia de lo que ocurre con los fertilizantes que se presentan en barras o pastillas, puesto que, al empapar todo el sustrato, llega por igual a todo el sistema de raíces del ejemplar.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en