Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Jardín

Tipos de contenidos: Bricolaje

Despilfarro de escuela de alimentaci�n
Λ

Consejos para podar las hortensias

Se deben eliminar las ramas antiguas y marchitas de las hortensias para garantizar que las jóvenes aprovechen los nutrientes al máximo

Imagen: Alfred Borchard

La hortensia es una especie que requiere mucha agua, debido a lo cual es importante quitar las partes que ya no florecerán, para evitar derroches de energía. Además, con la poda, se puede dar a la planta la forma más adecuada. Conviene realizarla a finales del invierno y abonar luego la tierra, con la precaución de mantener bajo el nivel de pH del sustrato.

Tres tipos de ramas en las hortensias

La poda es un proceso fundamental para el cuidado de cualquier planta, pero para algunas aún más. Es el caso de la hortensia, a la que se conoce como "amante del agua", debido a que necesita altas cantidades de agua para poder desarrollarse con salud y vitalidad. Despojarla de las partes que no florecerán, entonces, le permitirá aprovechar al máximo los recursos de los que disponga.

En general, los tipos de ramas que se pueden hallar en una hortensia se reúnen en tres grupos: las ramas viejas, las jóvenes y los chupones. Cada una merece un tratamiento especial para favorecer el desarrollo integral de la planta, tal como se describe a continuación.

  • Las ramas más viejas, que estén ya secas, se deben eliminar enteras, desde la base. Esto es así porque, si no se cortan, consumirán nutrientes de la planta, pero sin aportar ningún efecto en la floración. También conviene quitar las ramas más débiles, sobre todo las que crecen en dirección hacia el centro de la planta.

Las ramas se deben cortar siempre por encima de las yemas, que en la hortensia siempre crecen en pares

  • De las ramas vivas, que tienen unos tres años de vida, se deben cortar más o menos la mitad de las ramificaciones que crezcan de ellas, en particular las más antiguas y otras que hayan florecido en el último año. El lugar correcto donde cortarlas es justo por encima de las yemas, que en el caso de las hortensias siempre crecen pareadas (dos).

  • Los chupones (los tallos gruesos que crecen casi desde la base de la planta y culminan en una yema en la parte superior) no deben podarse en absoluto, si es posible: son brotes vigorosos, de ellos crecerán flores nuevas -de hecho, las primeras de la temporada- y garantizan la vitalidad y la lozanía de la planta.

Más consejos para podar las hortensias

No solo se debe tener en cuenta el tipo de ramas, sino otras consideraciones generales a las cuales prestar atención en el momento de podar. Son las siguientes:

  • Se puede aprovechar la poda para cortar algunas ramificaciones, con el fin de dar al conjunto de la planta una forma proporcionada y equilibrada, y evitar que adquieran formas extrañas, inclinadas, demasiado grandes, etc. Para ello, entrará en juego el gusto estético del responsable de la poda y el lugar que ocupe la hortensia en el jardín.

Al podar las hortensias, conviene usar tijeras de asas largas para trabajar con mayor comodidad

  • Para la poda conviene utilizar una tijera de asas largas, de las que se manejan con ambas manos, ya que con ellas resulta más sencillo acceder al nacimiento de las raíces y se reduce el riesgo de accidentes, como ocurre cuando una rama se mete en el ojo de la persona que poda.

  • El momento más recomendado para la poda es a finales del invierno, cuando hayan pasado los fríos más intensos y la planta esté preparada para salir del período de dormancia (es decir, la fase invernal durante la cual se suspenden el crecimiento y desarrollo de la actividad física) y volver a florecer.

La mejor tierra para las hortensias

Para desarrollarse de la mejor manera, las hortensias necesitan una tierra ácida, es decir, con muy bajos índices de pH. Si en el jardín se carece de tierra de tales características, lo más recomendable es mezclarla con un sustrato específico de pH bajo, que se comercializa como especial para hortensias y azaleas.

Por otra parte, tras la poda conviene abonar la tierra, pero también en este caso se deben tener en cuenta las necesidades de la planta: hay que emplear un abono sin sales que eleven el pH de la tierra. Si se presta atención a todas estas recomendaciones, se obtendrán los mejores resultados de las hortensias en el jardín.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto