Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Jardín

Tipos de contenidos: Bricolaje

Feliz Navidad - Consumer 2018
^

Prevenir enfermedades en el césped

Regar el jardín cuando hace mucho calor o al mediodía puede secar la hierba

El suelo sobre el que se asienta el césped del jardín debe de encontrarse bien ventilado. Para lograrlo hay que retirar la hierba seca, pajiza o superficial con al ayuda de un rastrillo. Así, desaparecerá la humedad del agua de la lluvia o riego, que favorece la aparición de plagas y enfermedades.

Los encharcamientos potencian la aparición de hongos como la mancha de dólar, mohos o el hilo rojo, por lo que deberá evitarlos realizando orificios en el terreno en épocas de lluvias, o cuando lo esté regando con frecuencia. Con una simple horca podrá hacer agujeros en el suelo que ayudarán a que su césped crezca saneado, evitando los encharcamientos y consiguiendo que la tierra absorba en mejor medida el agua.

No es recomendable regar cuando haga mucho calor, ni en las horas centrales del día, ya que el efecto lupa puede hacer que se queme la hierba. Lo mejor es regar a primeras horas de la mañana o al atardecer, puesto que el agua se evaporará más rápidamente, pudiendo llegar a mojar únicamente el sustrato de forma superficial, sin llegar a humedecer las raíces.

Otro problema que puede presentar el césped es la presencia de calvas sobre su superficie, debido a que las semillas no se han esparcido correctamente. Deberá de recebarse la zona, aireándola previamente con una horca, extender arena y turba sobre la parte afectada, para enriquecerla, y volver a plantar las semillas.

Etiquetas:

agua, césped, hierba, regar


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en