Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Jardín

Tipos de contenidos: Bricolaje

Concurso Interescolar
Λ

Consejos para el cultivo de la surfinia

Tras esquejarla convendrá proteger el esqueje con un plástico para preservar la humedad

La surfinia es un ejemplar muy cultivado en macetas colgantes, que podemos ubicar en jardines o terrazas, aunque también puede cultivarse en tiestos normales. Se la denomina también petunia surfinia debido a su enorme parecido con la petunia, aunque la surfinia tiene un crecimiento mucho más rápido y una floración más abundante, lo que la convierte en una excelente opción para mantener florida cualquier vivienda.

Requiere de un emplazamiento soleado, aunque eso no indica que precise exceso de riego, debido a que el ejemplar puede llegar a encharcarse, las hojas amarillean y se favorece la aparición de hongos, si recibe agua en exceso. Durante su proceso de floración será necesario abonarla de forma regular, cada 7 días.

Sus principales enemigos son la araña roja y los pulgones, que se ven atraídos por el mal olor de las partes marchitas en descomposición, por lo que será necesario retirarlas para evitar su llegada.

Cómo esquejar su ejemplar

El primer paso que debe darse para conseguir multiplicar todas las surfinias consiste en retirar sus flores marchitas, para que la planta esté más vigorosa y los esquejes tengan más fuerza y posibilidades de arraigar.

A la hora de seleccionar las partes de la planta que vaya a esquejar, elija los tallos laterales más desarrollados, siempre y cuando estén sanos y mantengan su flexibilidad. Los esquejes deberán tener unos 10 centímetros de largo y no presentar marcas de ataques de plagas.

Elimine las hojas inferiores del tallo seleccionado, de tal manera que tan sólo queden unas cuantas hojas en su extremo superior.

Empape el extremo inferior del tallo en una sustancia enraizante y plántelo en un sustrato rico en nutrientes. Agujeree un poco la tierra con un lápiz o similar para que el agua pueda empaparla y afiáncela para que los esquejes se mantengan firmes.

Riegue su futura planta y tápela con un plástico que no entre en contacto con el esqueje durante unos días para ayudarle a mantener la humedad.

Etiquetas:

esqueje, humedad, surfinia




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto