Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Jardín

Tipos de contenidos: Bricolaje

Λ

Cuidados de la hemerocallis

Este ejemplar puede verse afectado por una plaga poco conocida, la mosca de las agallas

El hemerocallis, también conocida como lirio de día o lirio japonés, es un ejemplar oriundo de euroasia con flores de enorme tamaño y muy vistosas. Sus hojas son de color verde, largas y estrechas. Su nombre en griego significa belleza de día, en referencia a la duración diaria de sus flores individuales. Se trata de una planta herbácea, rizomatosa de carácter perenne, perteneciente a la familia de las liliáceas y muy utilizada en jardines.

En pleno desarrollo puede llegar a alcanzar los 1,2 metros de altura. Sus flores son perfumadas y están dispuestas oblicuamente, su parecido a los lirios es notorio, de ahí que sea más conocida como lirio que por su nombre griego.

Florece a lo largo de un mes entre los meses de primavera y otoño, según la variedad elegida. Aún fuera de su época de floración, es un ejemplar muy vistoso debido a su abundante follaje.

Puede multiplicarlas por división del ejemplar o a través de semillas.

Principales enemigos

Una de las plagas que más asolan a nuestros ejemplares de hemerocallis es la mosca de las agallas o contarinia quinquenonata, una mosca que deposita sus huevos en las yemas florales que se encuentran en período de floración, provocando que éstas se hinchen pero sin llegar a abrirse. Las yemas adquieren un color marrón y se secan.

Este insecto sólo pone sus huevos una vez al año, por lo que las yemas del ejemplar afectado que hayan crecido tras la puesta de los huevos podrán florecer sin problema alguno.

Como ha podido comprobar esta plaga no es muy dañina, pero sí que es recomendable quitar las yemas afectadas para que su ejemplar genere yemas nuevas que sí lleguen a florecer.

Deberá tener especial cuidado y vigilar muy de cerca sus hemerocallis desde finales de primavera hasta mediados de verano, que es la época de mayor actividad de la mosca de las agallas.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto