Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Jardín

Tipos de contenidos: Bricolaje

Pasaporte Saludable
^

Crear lámparas con restos de poda de árboles y arbustos

Las ramas cortadas de árboles y arbustos permiten crear lámparas bonitas y funcionales, tanto para espacios interiores como para patios y jardines

Imagen: Tall Chris

Las ramas que quedan tras la poda en el jardín a menudo se desechan sin más. Pero, al igual que otros elementos del hogar, muchas de estas piezas permiten su reutilización y dan como resultado objetos útiles y decorativos. Este artículo describe cómo aprovechar las ramas de árboles y arbustos para crear lámparas de mesa o de pie y detalla desde las formas de preparar la madera hasta las técnicas para dar estabilidad al conjunto e instalar la fuente de luz.

Aprovechar las ramas de árboles y arbustos para lámparas de mesa o de pie

Muchos objetos y elementos en el hogar a menudo se desechan sin plantearse si pudieran servir para algún otro fin. Y en realidad, los hay que no solo pueden tener una segunda vida, sino que, además, otorgan la oportunidad de crear piezas de gran belleza, que cumplan una utilidad específica y también den un toque personal y muy agradable a la decoración. Las lámparas construidas a partir de ramas que quedan como restos de poda de árboles y arbustos son un ejemplo de ello.

Así como es posible aprovechar el tronco de un árbol para hacer un banco u otros objetos, algo similar ocurre con las ramas. Estas, además, son más fáciles de conseguir, ya que en general surgen de la poda de cualquier ejemplar y son mucho más fáciles de trasladar. Y no solo se pueden usar ramas de árboles, sino también de arbustos grandes, como la vid.

Una lámpara hecha con una pieza de madera corta y gruesa es idónea para la mesita de noche o iluminar un rincón

Por supuesto, cualquier fragmento no siempre es útil para la creación de una lámpara. Se deben tener en cuenta, sobre todo, el tamaño y la forma.

Una pieza corta y gruesa es idónea para elaborar una lámpara para la mesilla de noche o para iluminar un rincón del salón.

La construcción de una lámpara de pie es más compleja. Además, es necesario que la rama tenga un buen tamaño y una forma adecuada, y que el tipo de madera posea la resistencia necesaria para soportar el peso del foco.

Preparar la madera para construir la lámpara

Decidido el tipo de lámpara que se ha de elaborar, es momento de preparar la pieza de madera. El acabado dependerá del gusto del diseñador y de la combinación que se pretenda lograr con el resto de la decoración. La madera se puede dejar casi sin ningún tratamiento, o bien se puede eliminar la corteza, barnizar, pintar, etc.

Si la lámpara ha de estar en el exterior, conviene aplicar una capa de barniz de poro abierto o lasur

Lo mínimo recomendado para las lámparas que han de estar en espacios interiores es asegurar que ensucie lo menos posible a través de astillas y otros restos.

En cambio, si la lámpara se piensa para exteriores, como el patio o el jardín, es conveniente pelar la madera, dejarla al sol para que seque bien y, luego, aplicar una capa de barniz de poro abierto o lasur. De esta manera, resistirá mucho mejor las condiciones ambientales de la intemperie, como la lluvia y los climas extremos.

Dar estabilidad a la lámpara

Otro punto importante que se debe resolver es cómo dar estabilidad al conjunto. En los casos de lámparas de mesa o de baja estatura, es bastante simple. Si la pieza de madera cuenta con tres puntos de apoyo estables, se deberá procurar que sean esas las patas y diseñar la estructura sobre esa base. Incluso el corte transversal de una rama puede tener un diámetro lo bastante grande que permita usarlo como superficie de apoyo.

Si se opta por una lámpara de pie, mantenerla erguida es más complicado. Habrá que pensar en una base pesada y un sistema que haga que el trozo de madera permanezca fijo sobre ella. Una manera es que la base tenga un orificio, donde la rama se introduzca como si fuese una sombrilla. También se pueden utilizar alambres u otras piezas metálicas para sujetar la madera.

Cómo instalar la fuente de luz en la lámpara

El paso final para dar forma a la lámpara consiste en la instalación del foco en la parte superior de la estructura de madera. Para esto también existen varias alternativas.

La manera más práctica es usar una lámpara colgante independiente, es decir, ya preparada para ser colgada de cualquier sitio. De este modo, solo hará falta colocar un gancho en la parte superior de la estructura de madera para sostener la lámpara. Esto es posible en el caso de estructuras de un cierto tamaño.

Para las más pequeñas, en cambio, ese sistema no es factible. Lo más apropiado será poner una bombilla (del tipo que se desee) en la parte superior y utilizar una pantalla para atenuar la incidencia de su luz.

Más allá del aspecto estético y decorativo que se logre con la lámpara, no se debe descuidar ninguna de las medidas de seguridad y precaución necesarias para trabajar con conexiones e instalaciones eléctricas.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto