Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Jardín

Tipos de contenidos: Bricolaje

Green Friday
^

Los arbustos más aromáticos para el jardín

El laurel, la lila, la dama de noche y la gardenia son algunos de los arbustos aromáticos más conocidos

Imagen: Karen

Además del aspecto visual, el olfativo tiene un valor fundamental cuando se trata de planificar y cuidar el jardín. Por eso conviene reparar en arbustos con flores de un aroma intenso y agradable, que garanticen que el placer de pasear y permanecer en este espacio verde no entre solo por los ojos. Este artículo enumera algunos géneros y especies de arbustos que llenan de fragancia el jardín, como el laurel, la dama de noche, la madreselva y la gardenia, entre otras variantes.

Arbustos que llenan de fragancia el jardín

Cuando se piensa y se planifica un estilo de jardín, un factor importante que se debe tener en cuenta es el aroma. Todas las plantas y sus flores poseen sus propios olores, pero existen algunas especies llamadas aromáticas por la fuerza y lo agradable de sus fragancias. Entre ellas existe un conjunto de arbustos que cumplen con este cometido. A continuación se enumeran algunos de los más comunes.

Con algunos arbustos aromáticos, como la lila y la madreselva, hay que tener cuidado debido a su carácter invasivo

Lila. La lila no exige muchos cuidados y crece, por lo general, sin problemas en suelos arcillosos o arenosos. De hecho, si hay que vigilarla, no es tanto por impedir que se marchite sino para que no resulte invasiva para las plantas que estén a su alrededor. Con el fin de aprovechar su aroma, se fabrican perfumes con la esencia de sus flores. Estas últimas son de color lila en algunas especies del género, pero en otras son rosas, violetas o blancas; y además de proporcionar un bello aroma, resultan muy bonitas a la vista.

Imagen: MaxiuB

Laurel. Este arbusto es muy conocido por sus usos gastronómicos (sobre todo en la cocina mediterránea), derivados precisamente de la intensidad de su agradable aroma. En el jardín, su presencia garantiza frescura y, además, un follaje verde y brillante. El laurel se puede cultivar en maceta, pero si se coloca en el suelo del jardín, puede crecer hasta una altura de 15 metros. Por eso, en ocasiones se emplea también como seto, para separaciones internas o marcar los límites de este espacio verde.

Dama de noche. También conocida como galán de noche, debe estas curiosas denominaciones a su comportamiento: por la noche, sus flores (abiertas desde finales de la primavera y durante todo el verano) desprenden un perfume intenso, característico y muy agradable. Este arbusto, cuyo nombre científico es Cestrum nocturnum, puede alcanzar los cuatro metros de altura. También se puede usar para setos, como el laurel, pero de tipo informal, ya que no mantiene una forma demasiado regular.

Una de las formas de saber cuáles son los arbustos que mejor se adaptan a una zona es recorrerla y observar sus jardines

Madreselva. El verdadero nombre de este género es el de lonicera, aunque de manera popular se las conoce como madreselvas. Es un arbusto que se comporta como una trepadora o enredadera, cuyas flores, con forma de campana, se destacan por la dulzura de su perfume. Se han descrito más de 500 especies de este arbusto, aunque los botánicos han reconocido de forma oficial poco más de un centenar. Hay que tener cuidado con su cultivo, porque son invasivas. De hecho, algunas de sus especies están así consideradas, y por lo tanto son combatidas; así ocurre en países como Estados Unidos y Nueva Zelanda. En el jardín, si se controla su crecimiento, no representa mayores problemas.

Gardenia. Este arbusto perenne puede alcanzar los dos metros de altura. Esta especie se conoce también como jazmín del Cabo, la más común de este género. Su nombre científico es Gardenia jasminoides. Florece dos veces al año, y sus flores son blancas y las responsables de su característico aroma. Además de cultivarse como arbusto en el jardín, la gardenia puede vivir en macetas, sin aumentar demasiado su tamaño. Esta posibilidad, junto a su belleza y su fragancia, la hacen una planta muy solicitada para espacios interiores.

Otras variantes para arbustos aromáticos

Las mencionadas hasta aquí son solo algunas de las posibilidades. Por supuesto, la oferta de este tipo de arbustos es muy variada. Algunas otras especies son la celinda, la salvia, la hierba luisa, el mirto, la glicina, el majuelo, el rododendro, el naranjo mexicano y la citisa.

En cualquier caso, al igual que con el resto de las especies que se pretenda cultivar en el jardín o en interiores, es importante tener en cuenta el clima de la región y los microclimas que se puedan crear. Por eso, también se puede conocer cuáles son los arbustos aromáticos más apropiados a través de la observación de otros jardines de la zona y de consultas a especialistas en los viveros.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto