Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Manualidades

Tipos de contenidos: Bricolaje

^

Paredes de falso cemento para disimular imperfecciones

Este proceso decorativo es sencillo, pero deberemos trabajar con rapidez

A la hora de intentar disimular las imperfecciones que pueda tener una pared la técnica decorativa más empleada suele ser la del gotéele. También se suelen aplicar texturas mediante técnicas como el trapeado, el esponjado o empleando rodillos rugosos. En estos casos es recomendable reparar la imperfección previamente para que al aplicar la pintura se disimule totalmente el desperfecto.

Asimismo puede emplearse masilla alisadora o cualquier tipo de producto reparador, que aplicaremos sobre la pared y, sin que se haya secado, le aplicaremos un rodillo especial que produce texturas generalmente con motivos poligonales o florales.

Otra forma de solucionar el mismo problema consiste en dotar a la pared de una apariencia de falso cemento, que teñiremos, en este caso, para tenga la apariencia de una pared de color ocre.

Para lograr dotar a la pared de un acabado de este aspecto necesitaremos:

- masilla tapagrietas en polvo

- agua

- látex

- pigmentos de color (mezclaremos los colores ocre, blanco y sombras natural y tostada)

- una brocha redonda

- una espátula

- un vaporizador de agua para aclarar el color de alguna zona que haya quedado demasiado oscura durante el proceso decorativo)

- lija de grano fino

- barniz acrílico o cera incolora para proteger el resultado final

Primero hemos de mezclar bien la masilla con agua, hasta obtener una pasta libre de grumos, y hacer lo mismo con el látex, pero en otro recipiente. Juntaremos las dos mezclas en un recipiente de mayores dimensiones para mezclarlas. Tenga en cuenta que es necesario trabajar deprisa parta evitar que la mezcla se seque antes de proceder a aplicarla sobre la pared.

Una vez bien mezclados ambos preparados los teñiremos con los pigmentos ocre y blanco hasta conseguir una tonalidad arenosa. Aplicaremos la mezcla sobre la pared empleando una espátula.

Sin que se seque la mezcla con la que hemos tapado las imperfecciones y recubierto la pared la salpicaremos con los pigmentos sombras y el blanco, mezclados con un poco de agua. Mezcle todo moviendo la espátula en diferentes direcciones. Si alguna zona queda demasiado oscura vierta sobre ella vapor de agua, con el fin de que se ablande y podamos suavizar el color, aplicando más cantidad de blanco.

Una vez seca la pintura lije haciendo círculos y retire los restos de polvo producidos durante el proceso de lijado. Para proteger la superficie de la pared que acabamos de decorar le aplicaremos una mano de barniz acrílico o la puliremos con cera para acabados decorativos.

Otra opción, si la pared tiene pocas imperfecciones, aunque éstas sean de gran tamaño, consiste en lijar la pared, reparar las imperfecciones con masilla tapagrietas lo mejor posible, aplicarle una mano de selladora, una de color amarillo ocre y colocar, sobre las zonas más deterioradas, en las que a pesar de la reparación las imperfecciones puedan quedar a la vista, por la presencia continua de humedad por ejemplo, unos trozos de material plástico que imitan a la piedra para otorgar a la estancia un


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto