Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Pintura y decoración

Tipos de contenidos: Bricolaje

^

Usos y posibilidades de los muebles de tela

Los organizadores de tela son económicos y pueden utilizarse como armarios para guardar ropa y otros objetos

Imagen: Elena A.

Los muebles de tela ofrecen una gran versatilidad y muy variados usos. Desde guardarropas para prendas grandes hasta estructuras pequeñas destinadas a la ropa interior y otros objetos, permiten maximizar el aprovechamiento de los espacios, sobre todo en el cuarto de baño y el dormitorio. Este artículo presenta los guardarropas de tela como una solución al desorden, y explica los usos y posibilidades de distintos modelos, como organizadores de tela dentro del armario, colgantes para puertas y divisores de tela para cajones.

Guardarropas de tela, una solución al desorden

Los guardarropas de tela han sido concebidos como una solución práctica y económica para ordenar la ropa o para disponer de un armario extra donde guardar las prendas que se encuentran fuera de temporada. Pero también se utilizan con otros fines o en otras estancias de la casa, como el cuarto de baño. Existen modelos diversos entre los cuales escoger el más conveniente, según las necesidades.

Los muebles de tela son idóneos para guardar prendas fuera de temporada u objetos pequeños dentro de los armarios

Los más sencillos en cuanto a estructura y diseño, que son a su vez los más económicos, tienen en general un solo gabinete y su puerta cuenta con una cremallera similar a las de las tiendas de campaña. Estos diseños son óptimos para guardar camisas, camisetas, chaquetas y otras prendas que se cuelguen de perchas. Es recomendable revisar la calidad de las cremalleras, porque es uno de los elementos que encarecen el precio final del artículo y en el que los fabricantes recortan costes.

Por un poco más de dinero se consiguen armarios de tela que cuentan con estanterías verticales o con un estante en la parte superior, que permiten guardar allí otra clase de prendas u objetos (ropa interior, accesorios para el pelo, etc.). Se confeccionan en diversas variedades de telas, colores y estampados. Entre los de esta gama se consiguen, además, muebles de mayor tamaño y con una o dos aberturas.

Guardarropas de tela más sofisticados incluyen un armazón de madera y distintos dibujos y estampados para las caras exteriores. También hay diseños con puertas enrollables, que se abren hacia arriba y cuelgan como cortinas al estar cerradas. Por lo general, estos modelos dejan guardar casi toda clase de indumentaria.

Organizadores de tela dentro del armario

Los muebles de tela permiten en muchos casos un mayor aprovechamiento del espacio interior de los armarios, ya que añaden estantes o espacios de almacenaje en rincones que, de otro modo, quedan vacíos. Para ser usados como organizadores internos, se pueden colgar de las barras del armario. Proporcionan una gran versatilidad con muy bajos costes y sin realizar ninguna tarea de instalación.

Los divisores de tela para cajones son muy apropiados para quienes gustan de mantener el orden incluso en los pequeños detalles

Además de ropa que se adapte a su tamaño, los organizadores pueden guardar toallas, rollos de papel higiénico, botes de cremas o champú, jabones, etc. Hasta se puede dejar un anaquel libre para revistas o libros, aunque se debe tener cuidado de no sobrecargarlos, ya que están diseñados para soportar objetos ligeros.

En general, estos organizadores están fabricados con lienzo o poliéster y cuentan con un refuerzo de plástico más o menos rígido en las baldas. Están diseñados para colgar del caño del armario mediante unas tiras de velcro que traen cosidas en la parte superior. Son lavables a mano y, cuando no se usan, se pueden plegar. De este modo, ocupan muy poco espacio.

Divisores de tela para cajones y colgantes para puertas

Otros dos elementos para mantener el orden, sobre todo en el cuarto de baño y las habitaciones, son los divisores de tela y los colgantes para la parte interior de las puertas de los armarios.

Los divisores para cajones son unas piezas más o menos rígidas que conforman una especie de cuadrícula, pensadas para colocar en los cajones y crear espacios propios para cada prenda de ropa interior. Cuando no se usan, se guardan y apenas ocupan espacio. Son un recurso muy apropiado para personas a las que les gusta mantener el orden incluso en los pequeños detalles.

Los colgantes de tela, por su parte, sirven para guardar objetos pequeños en la parte interior de las puertas de los armarios. Estos lugares se pueden aprovechar para artículos como tijeras, cepillos, brochas de afeitar, etc. Por supuesto, si son bonitos, se puede aprovechar su belleza y colgarlos directamente en la pared.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en