Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía

Tipos de contenidos: Economía

Escuela de alimentación
^

Hacienda podría multar a las empresas que no tengan adaptada su contabilidad al euro a partir de enero

No aceptará registros contables hechos con pesetas, aunque éstos se hayan hecho entre el periodo de vigencia de ambas monedas

  • Última actualización: 15 de enero de 2002

Las empresas y comercios que no tengan su contabilidad adaptada al euro a partir de enero corren el riesgo de incurrir en errores sancionables por la Agencia Tributaria. Ésta les exigirá que los datos de la Declaración Anual de Operaciones correspondiente al 2002 queden expresados únicamente en la nueva moneda. Esto es, no aceptará los registros contables hechos con pesetas, aunque éstos se hayan hecho entre enero y febrero.

La última encuesta de las cámaras de comercio señala que dos de cada diez empresarios no estarán preparados para funcionar con la nueva moneda desde el 1 de enero. Hacienda cree que una empresa que no tenga capacidad para operar manualmente o para reutilizar sus sistemas informáticos no podrá mantener su actividad y su continuidad se verá, por lo tanto, amenazada.

Uno de los principales problemas a los que se enfrentará esa empresa es que, aunque decida utilizar la peseta para sus transacciones en efectivo, el reflejo escrito de esas operaciones, tanto en facturas como en declaraciones de impuestos, tendrá que ser en euros. Además, al cabo de dos o tres semanas apenas quedarán pesetas en circulación, según los cálculos del Ministerio de Economía.

El banco con el que opere la empresa hará en euros todas las transacciones, lo que la obligará a convertirlas manualmente, con el consiguiente retraso en sus actividades. Igualmente deberá convertir a euros sus precios, pagos con tarjeta, las facturas de sus acreedores, todos los cheques y otras modalidades de pago.

Otra dificultad será llevar los libros en una moneda y los precios, las facturas y los ingresos en otra, porque es probable que se produzcan errores y la empresa se exponga a riesgos de fraude y control financiero que podrían afectar a sus declaraciones de impuestos. La empresa en cuestión podría encontrarse en una situación de ilegalidad que la expondría a sanciones o incluso a la negativa de las autoridades a aceptar información basada en registros que aún se mantengan en pesetas.

Etiquetas:

contabilidad, empresas, euro




Otros servicios


Buscar en