Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía

Tipos de contenidos: Economía

^

Las operadoras de telefonía facturan las llamadas de menos de 60 segundos como un minuto completo, según FACUA España

"No se pueden inflar las facturas cobrando a los usuarios por un servicio que no se ha prestado", advierte la Federación

  • Fecha de publicación: 21 de enero de 2004

Federación de Consumidores en Acción (FACUA España) denunció el pasado mes de noviembre que una llamada inferior a 60 segundos entre teléfonos móviles o entre un fijo y un móvil es facturada invariablemente como un minuto completo. Aunque la comunicación se interrumpa por razones técnicas o dure apenas los tres segundos que tarda en salir el buzón de voz, la operadora la cobrará como si la conversación hubiese durado un minuto.

Este redondeo al alza, asumido con resignación por los usuarios, ha sido denunciado insistentemente por particulares y asociaciones de consumidores sin ningún resultado. Pero la situación puede cambiar a partir de ahora gracias a la investigación emprendida por el Defensor del Pueblo para clarificar el sistema de facturación de las empresas telefónicas. "Nuestro objetivo es que el usuario pague sólo por los minutos que verdaderamente haya consumido", aseguró la institución en un comunicado.

La investigación tiene como principal punto de partida la denuncia que realizó FACUA España, que mostró su satisfacción ayer por esta iniciativa. Esta asociación actuó inicialmente contra tres operadoras de móviles -Movistar, Vodafone y Amena- por redondear al alza el precio de las llamadas. Según sus cálculos, el abuso se habría dado en nada menos que 10.000 millones de conexiones telefónicas al año, lo que reportó a las compañías unos ingresos extra de unos 1.175 millones de euros, el equivalente a la quinta parte de lo que facturaron en el año 2002 (5.884 millones de euros).

FACUA España recuerda que en el caso de los móviles se plantean dos tipos de casos diferentes. Si el teléfono es de contrato, el cliente paga siempre el primer minuto -aunque no se agote ese tiempo- y, a partir de ahí, se le cobra por segundos. Ahora bien, en las tarjetas de prepago las compañías cobran el primer minuto y los restantes por fracciones de 30 segundos. El redondeo al alza en este caso es por partida doble.

A las tres operadoras de móviles denunciadas por la Federación se sumaron un mes después 16 empresas de telefonía fija y por cable por motivos similares. La asociación de consumidores pidió al Instituto Nacional del Consumo (INE), la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) que investigase la política tarifaria de Telefónica de España, Aló, Auna, BT Ignite, Euskaltel, Jazztel, Ono, R, Retecal, Retena, Reterioja, Spantel, Uni2, Telecable, Telecor y Tele2.

Ingresos extra

La denuncia contra las operadoras de fijo y por cable se basaba en el mismo principio que la planteada contra las de móviles: todas ellas facturan completo el primer minuto de las llamadas de fijo a móvil aunque los usuarios no agoten ese tiempo.

"El coste medio por minuto en horario normal de las llamadas de fijo a móvil -explica FACUA España- es de 0,22 euros más IVA. Si la llamada dura 30 segundos, su precio debería ser, sumado el coste de establecimiento, de 0,18 euros, pero el usuario paga un 61% más, tanto como si hubiese hablado un minuto completo, 0,29 euros. Si la duración es de 10 segundos, tendría que pagar 0,11 euros, pero se le factura un 164% más".

La desproporción es todavía mayor cuando el usuario cuelga inmediatamente después de que salte el buzón de voz. "Esos 3 segundos, que es el tiempo que suelen durar esa clase de llamadas, deberían facturarse a una media de 0,08 euros, pero el usuario paga un 263% más. La diferencia -añade la asociación de consumidores- alcanza aquí nada menos que el 1.900% si se aplican las tarifas de los operadores con los planes con costes por minuto más elevados en horario normal (Ono y Aló), ya que la llamada tendría que costar exactamente 0,0135 euros más IVA y se factura 20 veces más cara".

Para FACUA España, la libertad de precios, argumento que utilizan las compañías para justificar su política de tarifas, "está limitada por lo que el usuario consume, no por la forma de cobrar de las operadoras. No se pueden inflar las facturas cobrando a los usuarios por un servicio que no se ha prestado".

"Las perdidas no se cobran"

Por su parte, el Ministerio de Ciencia y Tecnología aseguró ayer en un comunicado que las llamadas perdidas, realizadas tanto desde un teléfono fijo como desde un móvil, "no tienen ningún coste para el usuario". Subrayó que estudiará cualquier reclamación o denuncia por incumplimiento de las condiciones de prestación del servicio y que "tomará las medidas oportunas en cada caso".

Ante la "inquietud social por los conceptos incluidos en la factura telefónica", Ciencia y Tecnología aclaró que las operadoras sólo facturan las llamadas que se completan, es decir, aquéllas en las que se consigue establecer comunicación.

El Ministerio precisó que las llamadas completadas cuentan con diversas modalidades de facturación, en función de los operadores y del tipo de contrato. Así, explicó que puede existir o no un precio de establecimiento de comunicación, una tarifa por tiempo de conexión -normalmente en segundos-, e incluso una tarifa independiente del tiempo de uso, como es el caso de las llamadas metropolitanas realizadas a través de Telefónica.




Otros servicios


Buscar en