Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía

Tipos de contenidos: Economía

^

Los fabricantes piden menos impuestos en la compra de vehículos y penalizaciones para los más inseguros y contaminantes

Consideran que el despegue definitivo del sector sólo llegará por el camino de una nueva fiscalidad

  • Fecha de publicación: 9 de febrero de 2004

La Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Amfac) ha pedido a la Administración central que reduzca los impuestos en la compra de vehículos, así como penalizaciones para los más inseguros y contaminantes. El objetivo de estas medidas es mantener a este sector como uno de los más boyantes de la economía española.

El presidente de dicha patronal, Jesús Ruiz-Beato, agradece al Gobierno sus intentos por ayudar a la industria de las cuatro ruedas a través de las nuevas medidas incluidas en el llamado Plan Prever, pero insiste en que su despegue definitivo sólo llegará por el camino de una nueva fiscalidad.

Ruiz-Beato recuerda que el anterior titular del Ministerio de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué, se comprometió con los fabricantes a estudiar una posible reforma del tratamiento fiscal que se da a la compraventa de automóviles.

Sin embargo, su salida del Ejecutivo tras el verano echó por tierra las esperanzas del sector, cuyos responsables son conscientes de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, no está dispuesto a hacer más concesiones, sobre todo tras ver que las marcas han mejorado sus números de forma notable en el último semestre y, según todas las previsiones, mantendrán una tendencia similar al menos hasta el verano.

Rejuvenecimiento del parque

Los fabricantes consideran que, al igual que ocurre en los principales mercados automovilísticos europeos -cuyas cargas fiscales a la compraventa de vehículos son menores que las españolas, si bien éstas son a su vez inferiores a las de los países nórdicos-, es necesario fomentar el consumo con una rebaja de los impuestos en la adquisición, lo que a su vez lograría un mayor rejuvenecimiento del parque de vehículos español, junto al aumento de las ayudas para el achatarramiento de estas máquinas.

A cambio, las marcas proponen al Gobierno que "cargue más las tintas fiscales" sobre quienes tienen vehículos más viejos, es decir, aquellos que contaminan más y son menos seguros.

Según los datos de Anfac, las arcas del Estado ingresaron el año pasado 20.394 millones de euros gracias a los impuestos y tasas que recaen sobre el sector del automóvil. De ellos, 3.518 millones correspondieron a tributos por la compra de vehículos, un 9,7% más que en 2002, y 2.493 millones en concepto de IVA, un 9,8%; mientras que el resto llegaron por la vía de las cargas fiscales vinculadas a la propia matriculación.

En cuanto a la situación laboral en el sector automovilístico español, donde este año se deben negociar convenios que afectan a 51.000 trabajadores, desde Anfac demandan "más responsabilidad" de los agentes sociales para que no haya problemas.

Etiquetas:

compra, impuestos, vehículos




Otros servicios


Buscar en