Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía

Tipos de contenidos: Economía

^

Bruselas comienza mañana a penalizar las importaciones estadounidenses de alimentos y ropa

La UE responde así a la pasividad de Washington a la hora de adecuar sus ayudas a la exportación a la normativa internacional

  • Última actualización: 1 de marzo de 2004

La Unión Europea (UE) comenzará mañana a penalizar las importaciones estadounidenses de alimentos y ropa, entre otras, mediante aranceles por un valor de 315 millones de dólares (254 millones de euros) entre el 1 de marzo y el 31 de diciembre, según adelantó la Comisión Europea. Bruselas responde así a la pasividad de Washington a la hora de adecuar sus ayudas a la exportación a la normativa internacional, aunque lo hace de forma suave, ya que la Organización Mundial del Comercio (OMC) le había autorizado a cobrarse una indemnización de 4.000 millones de dólares anuales.

El caso se remonta a 1997, cuando la Comisión requirió a la OMC que examinase las llamadas Corporaciones de Ventas en el Extranjero -Foreign Sales Corporation (FSC), en inglés-, unas entidades jurídico-comerciales por las que grandes exportadores estadounidenses como Boeing o Microsoft obtenían rebajas fiscales de hasta el 30% cuando vendían sus productos al resto del mundo.

Rebajas fiscales

En marzo de 2000, tras varias sentencias y apelaciones, la OMC dio la razón a la UE y concluyó que este régimen distorsionaba el comercio internacional. Washington optó aparentemente por acatar la sentencia. La Administración de Bill Clinton firmó en noviembre de 2000 la llamada Ley de Exención de Ingresos Extraterritoriales ("ETI Act"), en sustitución de las FSC. De esta forma ganó tiempo, pero no satisfizo a la UE.

Antes del final del año, la Comisión volvió a la OMC para denunciar que la "ETI Act" cambiaba las formas, pero mantenía el grueso del régimen de ayudas. En enero de 2002, tras un nuevo tira y afloja legal, el órgano de resolución de disputas falló nuevamente a favor de la UE y en mayo de 2003, le autorizó a adoptar medidas de retorsión por un valor históricamente alto: 4.000 millones de dólares al año.

En verano de 2002, el comisario europeo de Comercio, Pascal Lamy, difundió una lista con los productos norteamericanos sobre los que potencialmente recaería la sanción, pero no obtuvo hasta diciembre el visto bueno de los Estados miembros. Paralelamente, la UE concedió un nuevo plazo para que EE.UU. acatase las reglas del juego de la OMC, el que expira este lunes 1 de marzo.

Así las cosas, Lamy dijo el pasado jueves: "La situación ya está totalmente clara. Las contramedidas se aplicarán desde el lunes".

La Comisión ha previsto un sistema progresivo de sanciones basado en la imposición de un arancel adicional a la importación de los productos incluidos en una lista cerrada que contempla alimentos, textiles, herramientas, electrodomésticos, productos de papel o acero. La tarifa extraordinaria arrancará en marzo al nivel del 5%, pero se irá acrecentando cada mes a un ritmo de un punto porcentual, de forma que en diciembre habrá alcanzado el 14%. Desde marzo a fin de año, la sanción costará a los exportadores estadounidenses 315 millones de dólares.




Otros servicios


Buscar en