Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía

Tipos de contenidos: Economía

^

Los Quince crean una normativa para proteger a los cetáceos en la pesca de sus aguas

El acuerdo se alcanzó con la oposición de España e Italia que no estaban de acuerdo con los plazos

  • Fecha de publicación: 23 de marzo de 2004

La Unión Europea ha acordado con la oposición de España e Italia la protección de los cetáceos en la pesca comunitaria. Los dos países que han votado en contra lo han hecho porque este acuerdo supone que las embarcaciones de más de 15 metros del Mediterráneo deberán incorporar para el 1 de enero de 2005 observadores y sin embargo las del resto de las aguas de la UE deberán hacerlo un año después.

El acuerdo de los Quince también prohíbe el uso de las mallas de arrastre en la pesca del mar Báltico, última zona europea en la que está permitida esta actividad que provoca la muerte de numerosos cetáceos cada año. Pero en este caso la normativa entra en vigor el 1 de enero de 2008, cuando la propuesta inicial del comisario de Pesca, Franz Fischler, indicaba una prohibición total un año antes.

Mallas de arrastre

Debido a que diversos informes científicos han demostrado en los últimos meses que el número de marsopas y varios tipos de delfines han disminuido mucho, Bruselas propuso reducir las redes a una longitud máxima de 2,5 kilómetros y que se prohibieran definitivamente a partir de 2007. Sin embargo, la longitud se mantiene en el acuerdo final ya que se establece una reducción del esfuerzo pesquero en esta zona del 40 por ciento en 2005, el 60 por ciento al año siguiente y del 80 en 2007. De esta forma, el 1 de enero de 2008 estará prohibida este tipo de pesca.

Por otro lado, la Comisión Europea estableció la instalación de "pinger" en las embarcaciones de más de 12 metros. El problema estuvo es que la medida no entrara en vigor al mismo tiempo en todas las zonas. Los 'pinger' cuestan cada uno 100 euros y la propuesta obliga a colocar uno de ellos cada 200 metros de red, lo que implica un coste inicial de entre 6.000 y 8.000 euros, más una renovación de los mismos cada 18 meses. Francia reclamó que sus barcos tuviesen más tiempo para establecer esta normativa en sus barcos, a lo que Fischler aceptó alargando su plazo hasta enero de 2007.

Los países mediterráneos pidieron que se aplicasen únicamente a los barcos de más de 15 metros de eslora, lo cual fue aceptado pero diferenciando las zonas de pesca con el Mediterráneo por un lado (enero de 2005) y el resto de las aguas de la UE (enero de 2006).Por ello España e Italia se mostraron contrarios a esta propuesta.

Etiquetas:

cetáceos, oposición, pesca




Otros servicios


Buscar en