Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía

Tipos de contenidos: Economía

^

Fundación Grupo Eroski presentó ayer en Santiago el "Barómetro de Consumo de Galicia" con motivo del Xacobeo

Los gallegos confían en los alimentos pero consideran mejorable la información sobre temas de consumo

  • Última actualización: 31 de marzo de 2004

Con motivo del año Xacobeo, Fundación Grupo Eroski ha presentado en Santiago de Compostela el "Barómetro de Consumo de Galicia", publicación escrita de más de 60 páginas que, a partir del Barómetro de Consumo de ámbito nacional, ofrece datos relevantes sobre las opiniones y comportamientos de los consumidores gallegos.

El Barómetro de Consumo, concebido y patrocinado por Fundación Grupo Eroski y realizado por el Instituto de Empresa, es una encuesta anual realizada a 5.000 consumidores de toda España que vive ya su tercera edición, pues la primera data de 2001.

Una vez estudiados los datos que la macro-encuesta ofrece para la muestra de Galicia, se concluye que el consumidor gallego, al igual que el español en general, confía en los alimentos, cree que son seguros, muestra una notable confianza en las marcas de alimentación y opina que la información que recibe sobre productos y servicios es buena pero claramente mejorable.

Por otra parte, los consumidores gallegos aseguran que su fuente de información más importante y creíble en temas de consumo es su círculo de familiares y amigos, y piensan que quien mejor les defiende como consumidores son ellos mismos. Se sienten escasamente compensados por los productos o servicios que reciben a cambio de su dinero, no tienen costumbre de reclamar cuando sufren problemas relacionados con el consumo, y cuando se animan a cursar una reclamación, la respuesta que reciben es insatisfactoria en la mayoría de los casos. Lo que más leen en las etiquetas de los alimentos sigue siendo la fecha de caducidad, pero cada año que pasa esta información pierde terreno en favor de la lista de ingredientes; confían mucho en los alimentos ecológicos, pero no los compran.

Otras características son que continúan desconfiando mucho de Internet como medio de compra, que desconocen qué es el comercio justo y que, lógicamente, no acostumbran adquirir estos productos solidarios con los países pobres. Por otro lado, hacen ejercicio físico con regularidad, con la finalidad de mejorar su estado de salud; la mayoría no fuma ni ha fumado nunca (aunque muchos fuman y otros tantos lo han dejado) y aseguran estar muy pendientes de llevar una alimentación equilibrada y saludable.

Por último, el consumidor sabe que el mercado de telefonía se ha liberalizado hace varios años, pero no da el paso de contratar este servicio con una operadora distinta de la que anteriormente ejercía el monopolio.

Los rasgos más peculiares de los consumidores gallegos

Pero aunque este perfil del consumidor español sirva para definir grosso modo al consumidor gallego, los ciudadanos de esta comunidad autónoma se distinguen del consumidor español en varias cuestiones, algunas de ellas relevantes. El consumidor gallego, por ejemplo, muestra una confianza general en los alimentos ligeramente menor que el español. Y confía más en la carne y en los productos ecológicos, y menos en la comida pre-cocinada y la cocina rápida típica de hamburgueserías, pizzerías, bocaterías, etc. Además, confía algo menos en las marcas en general y en las marcas blancas de distribuidor. Por otra parte, valora menos el comercio tradicional y los restaurantes de comida rápida, y, comparativamente, prefiere el formato supermercado frente a las tiendas tradicionales.

El grado de satisfacción con la información que ofrecen los establecimientos comerciales es algo inferior en Galicia a la del resto del país, una diferencia más acusada en la información ofrecida por las entidades financieras y las tiendas de electrodomésticos. Así mismo, la satisfacción con la información proporcionada por las marcas de alimentación es inferior en Galicia. Y otro tanto ocurre con la información que ofrecen los mercados y tiendas tradicionales. Ya en otra cuestión, las asociaciones de consumidores y el entorno de conocidos y familiares tienen en Galicia una credibilidad algo menor en temas de consumo que en el resto del país.

En cuanto a los temas económicos, siempre importantes, los consumidores gallegos se sienten menos compensados que los españoles en general por el gasto que realizan en productos y servicios; esta sensación es acusadamente inferior en los servicios de ocio y cultura, pero notablemente superior en la vivienda. Los gallegos cursan reclamaciones de consumo un poco más frecuentemente que la media de los españoles. En concreto, lo hacen más en alimentación, electrodomésticos y telefonía, si bien muestran menos tendencia a reclamar a las compañías aseguradoras. Ahora bien, afirman sentirse bastante más satisfechos que la media nacional con la solución que tuvieron sus reclamaciones. Respecto del comportamiento relacionado con el medio ambiente, el ciudadano gallego reconoce que colabora menos que la media española en el reciclaje de residuos, pero asegura que participa más en campañas de mejora del medio ambiente. El 15% de los encuestados en Galicia afirma que participa en la limpieza de playas, frente al 7% a nivel nacional. Y un 28% en Galicia dice que participa en plantación y recuperación de zonas forestales, frente al 24% a nivel nacional. Por último, un 15% de los encuestados gallegos participa en labores de extinción de incendios, frente al 10% del conjunto del país.

En lo que respecta a las nuevas tecnologías, el consumidor gallego, aun mostrando una clara desconfianza, se muestra un poco menos reticente que el consumidor español ante Internet como medio de compra.

También puede subrayarse que tiene un menor conocimiento que la media nacional de las posibilidades de ahorro que le brinda la liberalización de los servicios de telefonía, y ha cambiado de proveedor telefónico en menor proporción que la media nacional.

En relación con el hábito de fumar, hay más no fumadores en Galicia que en el resto de España y también menos fumadores. Por último, los gallegos muestran una la sensibilidad hacia la dieta equilibrada y saludable algo menor que la existente en el conjunto del país.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto