Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía

Tipos de contenidos: Economía

^

España representa ya el 11,1% del consumo de la eurozona, tras aumentar dos décimas en el último año

Sube la proporción del gasto doméstico en alimentación, transporte y ocio, y baja el destinado a energía y bienes industriales

  • Fecha de publicación: 7 de abril de 2004

España ha aumentado hasta el 11,1% su peso en el consumo de los doce países de la eurozona, tras registrar un incremento de dos décimas en el último año. Este es un porcentaje superior a la cuota que obtiene en otras áreas. Así, por ejemplo, al Banco de España se le ha asignado una participación del 8% del valor total de billetes en circulación en la zona euro.

Como cada año, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) de la zona euro se ha ajustado para adecuarse a la realidad de los países y a los cambios en los hábitos de consumo. Cuanto mayor es el consumo de un país, de un bien y de un servicio, mayor es la ponderación o "peso relativo" que se le reconoce a la hora de calcular las variaciones de los precios.

En la medición del IPCA de la zona euro durante 2004 van a tenerse en cuenta en mayor medida los alimentos elaborados y no elaborados, el tabaco y el alcohol; los servicios de transporte y los recreativos, personales y de ocio. Por el contrario, retrocede la ponderación de la energía y, sobre todo, de los bienes industriales. Se mantiene idéntica la proporción de la vivienda y de las comunicaciones.

Vivienda

El Banco Central Europeo (BCE), en sus comentarios sobre los cambios, advierte que en el caso de la vivienda se impone una corrección, aunque recuerda que no está previsto decidir sobre el tema hasta 2007. Cuando los propietarios ocupan su propia vivienda, los gastos en que incurren están excluidos del IPCA por las dificultades que plantea su medición. Pero estos consumidores no están libres de cargas, y sus desembolsos no aparecen reflejados en la "cesta de la compra", lo que distorsiona el conjunto.

Ocurre, además, que la proporción de propietarios de viviendas difiere de forma sustancial entre países, pasando desde el 41% de Alemania al 84% de España. En contraposición, el gasto total nacional en alquileres es, en términos relativos, mucho más alto en Alemania que en España. Así, pasa que las ponderaciones por alquileres muestran una gran variación, porque el peso del gasto reconocido es del 11,1% en Alemania y del 2,3% en España.

La oficina estadística europea (Eurostat) está estudiando este problema en coordinación con los servicios estadísticos de los países. Se plantea incluir en el IAPC los costes de las viviendas para los propietarios que son, a su vez, sus ocupantes. La decisión se tomará dentro de tres años, y, si es afirmativa, elevará la cuota del consumo de España en el conjunto europeo.

Evolución del gasto

La estructura del gasto de consumo cambia con el paso del tiempo por razones muy diversas. A veces, cuando los precios relativos varían, los consumidores reaccionan sustituyendo bienes y servicios caros por otros más baratos. Los patrones de gasto evolucionan, además, si los usuarios elevan su nivel medio de renta -ingresos más altos modifican sensiblemente las pautas de consumo-, si el panorama económico se deteriora, y por las novedades que se introducen en el mercado.

Cada año se revisan las ponderaciones de bienes y servicios y también las correspondientes a cada uno de los países. Los Estados que forman parte del euro desarrollan un trabajo equivalente y también siguen las mismas pautas.

Etiquetas:

consumo, gasto, ipca




Otros servicios


Buscar en