Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía

Tipos de contenidos: Economía

^

Los consumidores europeos podrán solicitar créditos bancarios en otros países miembros

Esta medida puede implicar un encarecimiento de los préstamos y la desaparición de algunos modelos

  • Fecha de publicación: 21 de abril de 2004

El pleno del Parlamento Europeo aprobó ayer una directiva que persigue facilitar que un consumidor pueda solicitar un crédito bancario en otro estado miembro. La propuesta de la Comisión Europea, que supone un enfoque de armonización máxima y una extensión sustancial del tipo de operaciones sujeto a reglamentación europea, ha sido objeto de numerosas críticas.

Para unos, la propuesta incrementará los costes administrativos de los intermediarios financieros y puede implicar un encarecimiento de los créditos y una desaparición del mercado de ciertos tipos de préstamo, mientras que para otros, la protección al consumidor puede verse resentida.

La importancia del sector es evidente si se tiene en cuenta que los créditos al consumo en sus distintas formas suponen en torno al 13% del gasto de los hogares de la Unión Europea (UE).

Más protección

No obstante, según argumentaron ayer algunos diputados, la divergencia en la situación de partida de los estados miembros hace que la propuesta en su forma original sea inviable y tenga el riesgo de reducir la protección del consumidor en algunos países comunitarios.

El Parlamento quiere que se aumente la "protección de los consumidores y se evite el endeudamiento excesivo".

La Eurocámara limita el ámbito de aplicación de la directiva excluyendo, por ejemplo, los contratos de garantía y todos aquellos inferiores a 500 euros o superiores a 100.000 euros.

Según el ponente del informe parlamentario, el alemán Joachim Wuermeling, los consumidores que obtengan créditos por encima de 50.000 euros pueden considerarse "experimentados financieramente" y, por tanto, no requieren la misma protección que los demás.

El Parlamento ha excluido del ámbito de la directiva los contratos de leasing sin obligación de compra, y los créditos de fomento vinculados a instituciones oficiales como, por ejemplo, los préstamos a estudiantes.




Otros servicios


Buscar en