Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía

Tipos de contenidos: Economía

^

El mercado liberalizado de la energía ofrece más inconvenientes que ventajas a los consumidores, según OCU

Esta organización denuncia que las tarifas que pagan los usuarios españoles se sitúan por encima de la media europea, tanto en electricidad como en gas

  • Última actualización: 29 de abril de 2004

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha presentado hoy un estudio sobre los mercados del gas y la electricidad en España, tras más de un año desde su liberalización total. Para OCU, los datos de su trabajo revelan que este proceso ha sido un "fracaso absoluto". Así, en septiembre de 2003, sólo el 0,1% de los abonados había optado por el mercado eléctrico liberalizado y en el caso del gas, sólo un 1,2%.

Una de las principales conclusiones del estudio es que abandonar el mercado regulado para acceder al mercado liberalizado no es, por ahora, una buena opción para el consumidor doméstico. En opinión de OCU, "la situación actual del mercado liberalizado ofrece más inconvenientes que ventajas y la posibilidad de obtener descuentos es prácticamente nula".

La organización de consumidores recuerda que en el sistema regulado existe un contrato, se paga un precio determinado, las tarifas se fijan y aprueban por normas que entran en vigor el primero de enero (electricidad), se establece cuál debe ser la calidad del suministro, funcionamiento del contador, etc. En este caso, "el consumidor se encuentra protegido por la legislación, aunque su ámbito de elección es nulo", afirma OCU.

Si un usuario decide "abandonar" el sistema regulado para elegir un comercializador de energía, "apenas verá ahorros en su recibo y, además, quedará sometido a las condiciones generales de un contrato que puede contener cláusulas abusivas a favor del comercializador", advierte el informe. "Además -añade- en el proceso liberalizador, la ley ha determinado que comercializador y consumidor responderán de forma solidaria frente al distribuidor de energía, en caso de impago de la tarifa por parte del comercializador. Por todo ello, las expectativas depositadas en este proceso liberalizador no se han visto satisfechas".

Comparación de tarifas

Por otro lado, OCU realiza un estudio comparativo de tarifas de gas y electricidad en nueve países europeos: Alemania, Bélgica, Francia, España, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal y Reino Unido. Según esta comparativa, el consumidor del Reino Unido es el que puede disfrutar más de las ventajas de un mercado "correctamente" liberalizado (desde hace más de cinco años) y esto se refleja en los costes más bajos de Europa. España, por su parte, se sitúa por encima de la media, tanto en electricidad como en gas. "El consumidor de electricidad español paga un 38% más que el británico y el de gas, un 96% más", indica el estudio.

Con el objetivo de aportar la máxima información al usuario sobre este tema, OCU ha desarrollado una herramienta que permite calcular a los usuarios las diferentes ofertas que reciban de las comercializadoras. "Con la introducción de unos datos básicos, el usuario comprobará si le merece la pena salir al mercado liberalizado, y elegir comercializadora, o por el contrario le conviene mantener su situación actual". Esta herramienta está disponible desde hoy en la web de la organización (www.ocu.org).

Recomendaciones

Para que el mercado liberalizado resulte interesante para los usuarios es necesario, según OCU, dotar de mayores garantías jurídicas a los usuarios, especialmente en lo que se refiere a los contratos que firman con los comercializadores. Asimismo, considera que se debe eliminar la responsabilidad solidaria del usuario con la comercializadora en caso de impago, la cual es "inaceptable", y extender el arbitraje de consumo en el sector de la energía como garantía en caso de reclamación.

También cree que es conveniente renovar el parque de contadores, instalando aparatos más modernos que faciliten lecturas reales de consumos por horas, y proporcionar una información sobre precios accesible a todos. En este sentido, OCU opina que los precios ofertados por las comercializadoras se deberían comunicar al organismo regulador, la Comisión Nacional de la Energía (CNE), y a las organizaciones de consumidores.

Finalmente, aboga por dotar a este organismo de competencias sancionadoras en materia energética e incorporar cuanto antes al ordenamiento jurídico español las directivas europeas sobre normas comunes para el mercado interior de la electricidad (2003/54/CE) y del gas (2003/55/CE).

Etiquetas:

electricidad, gas, tarifas




Otros servicios


Buscar en