Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía

Tipos de contenidos: Economía

^

El Ejecutivo activa la Ley General Tributaria para comenzar a solucionar miles de reclamaciones

Los técnicos de Hacienda deberán resolverlas todas en sólo seis meses para evitar que prescriban

  • Fecha de publicación: 7 de junio de 2004

El Gobierno ha activado en las dos últimas semanas los reglamentos que deben desarrollar la Ley General Tributaria, con el objetivo de empezar cuanto antes a desatascar las miles de reclamaciones de los contribuyentes que se acumulan en los despachos de Hacienda. Y es que, hasta la entrada en vigor de esta normativa el próximo 1 de julio, no se podrán resolver los expedientes sancionadores paralizados desde finales del año pasado, a fin de que se pudiera aplicar en ellos la situación más favorable para los contribuyentes. Los técnicos del fisco deberán solucionarlos todos en sólo seis meses para evitar que prescriban.

Desde que el pasado 17 de diciembre la Agencia Tributaria suspendiera la aplicación de sanciones fiscales hasta que se aplicará la citada ley, se han multiplicado por cinco el número de recursos presentados contra los castigos económicos de Hacienda, como recomendaron economistas y asesores fiscales. El motivo es que, gracias al carácter retroactivo del nuevo régimen sancionador y el derecho de los contribuyentes a que se les aplique la fórmula más favorable para ellos, la mera retirada de esos recursos les supondrá un descuento del 25% sobre la cantidad con que les penalizó el fisco.

La situación ahora no es nada fácil, y aunque desde el PSOE se habían puesto muchas objeciones a la nueva legislación fiscal -estudiaron recurrirla ante el Tribunal Constitucional, por el "alto grado de discrecionalidad" que concede a la Administración en los acuerdos con los contribuyentes para rebajar sanciones y no acudir a los tribunales-, la realidad de las cifras ha llevado al Ministerio de Economía y Hacienda a impulsar su desarrollo sin apenas cambios respecto a los borradores que había elaborado el equipo del ex ministro Cristóbal Montoro.

Los tres reglamentos que ya ha sometido el Ejecutivo a información pública para su debate antes de ser aprobados por el Consejo de Ministros refuerzan puntos controvertidos, como las limitadas sanciones previstas para quienes den información falsa a Hacienda (200 euros) o coaccionen a sus funcionarios (150 euros).

Agilizar el trabajo

Desde el Ministerio, en cualquier caso, se defiende la necesidad de una legislación que permitirá reducir a la mitad el número de litigios que se registran cada año (entre 150.000 y 200.000) entre particulares y Administración, por la diferente interpretación de las normas tributarias. La nueva ley, además de incrementar la "seguridad jurídica" -según se resalta en la exposición de motivos del proyecto del reglamento general del régimen sancionador-, crea unos órganos unipersonales que resolverán los "asuntos sencillos o de poca importancia". Esto agilizará mucho el trabajo, al permitir que las juntas ya existentes de tres miembros se centren en los casos más complicados.

El objetivo es que el 90% de las reclamaciones ante Hacienda por disconformidad con sus resoluciones sean respondidas en un máximo de seis meses. Con esa decisión, que no será recurrible ante una instancia superior, quedará agotada la vía administrativa y se podrá acudir a los tribunales, donde el atasco acumulado de años no depende ya del Ministerio.

Aparte de las actas de conformidad o disconformidad con que se saldan los expedientes abiertos por la Agencia Tributaria, la nueva normativa abre una tercera vía, que depende de la voluntad conjunta de la Administración y el contribuyente cuando "exista alguna incertidumbre" sobre el cálculo del valor del impuesto.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto