Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía

Tipos de contenidos: Economía

^

El Congreso de EE.UU. podría respaldar la investigación con células embrionarias

El Gobierno, que se opone a estas prácticas por razones morales, podría verse obligado a financiarlas

  • Última actualización: 28 de junio de 2004

La reciente muerte del ex presidente Ronald Reagan a causa de complicaciones del alzheimer que padecía desde hacía más de una década y las declaraciones de su viuda, Nancy, a favor de impulsar la investigación genética con células madre procedentes de embriones humanos no sólo siguen resonando en Washington, sino que pueden estar a punto de poner a la Casa Blanca en una posición incómoda. El Gobierno encabezado por George W. Bush, que se ha opuesto por razones morales a esa línea de investigación, podría verse obligado a financiarla con dinero federal si prospera la legislación presentada la noche del miércoles en el Congreso con el respaldo de demócratas y republicanos.

"La política gubernamental, no la limitación científica, es la que ahora está lastrando la investigación", declaró la representante demócrata por Colorado Diana DeGette al anunciar la presentación de una ley que pretende orillar las reticencias de un presidente que considera "inmoral" la investigación con células madre y las de los sectores más conservadores del Congreso, partidarios de que la prohibición se mantenga a toda costa. Según los legisladores que trataron de superar la tradicional división política entre ambos partidos, esa rama de investigación podría llegar a transformar de raíz la medicina y ofrecer tratamientos eficaces para algunas enfermedades de carácter degenerativo hoy incurables, como el mal de Alzheimer o el Parkinson, además de la diabetes o lesiones traumáticas de la médula espinal.

División política

Destacados miembros del partido republicano se han manifestado en contra de las opiniones de la Casa Blanca y de la dirección de su propio grupo político y han hecho causa común con Nancy Reagan, que se ha convertido en la principal adalid de la causa. A comienzos de este mes, 58 de los 100 miembros del Senado -la cámara más poderosa del Congreso estadounidense, con mayoría republicana- enviaron una carta a Bush en la que le solicitaron que derogue la prohibición.

Las células madre embrionarias pueden cultivarse con la intención de que se multipliquen y, previa manipulación genética, transformarse en células necesarias para sustituir a otras enfermas. Aunque el debate científico está abierto sobre su capacidad de acción -algunos científicos consideran harto improbable curar el alzheimer por esta vía-, sus detractores objetan que implicaría la destrucción de embriones, lo que a su vez equipara a poner fin a un proyecto de hipotética vida humana.

El presidente Bush rechazó expresamente en agosto de 2001 el uso de fondos públicos para financiar esa investigación y limitó los trabajos de investigación genética a las pocas cepas de esas células existentes en ese momento, como por ejemplo las depositadas en bancos de embriones. La representante demócrata, que logró el consenso tanto de correligionarios como de republicanos, recalcó que parte de la financiación que la ley propone sería empleada para hacer frente y estudiar los problemas éticos que el asunto plantea y que se pudieran suscitar en adelante: "Entre los muchos propósitos de esta ley está el de darle visibilidad al problema y ejercer presión para que la Casa Blanca modifique su postura", resaltó Diana DeGette.




Otros servicios


Buscar en