Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía

Tipos de contenidos: Economía

^

La UE llega a un acuerdo para que la empresa Coca-Cola acabe con sus prácticas monopolísticas

La supresión de la cláusula de exclusividad, entre otras, ampliará la capacidad de elección de los consumidores, asegura el comisario de Competencia

  • Fecha de publicación: 20 de octubre de 2004

La Comisión Europea llegó ayer a un acuerdo con Coca-Cola y sus tres principales embotelladoras por el que la empresa se compromete a modificar sus prácticas comerciales en Europa, especialmente con la eliminación de la exigencia de exclusividad a sus distribuidores, a cambio de evitar una multa por abuso de posición dominante similar a la que se le impuso a Microsoft. Este acuerdo pone fin a una investigación que comenzó hace 5 años debido a las quejas de las empresas rivales.

El comisario de Competencia, Mario Monti, expresó su "satisfacción" por la resolución del conflicto y aseguró que los compromisos asumidos por Coca-Cola permitirán intensificar la competencia en el mercado europeo de bebidas refrescantes gaseosas y ampliarán la capacidad de elección de los consumidores. "Los consumidores podrán elegir de acuerdo con el precio y con sus preferencias personales, en lugar de tener que optar por un producto Coca-Cola porque es el único que se ofrece", señaló Monti.

Desde el 1 de enero de 2006, todos los acuerdos comerciales de Coca-Cola deberán ajustarse a los términos del trato cerrado con Bruselas, que estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2010. Se aplicará a todos los estados miembros de la UE, más Noruega e Islandia, siempre que la cuota de mercado de Coca-Cola exceda el 40% de las ventas de bebidas carbónicas y si su posición es más de dos veces más fuerte que la de su competidor más cercano.

Elección del suministrador

El compromiso más destacado es la supresión de la cláusula de exclusividad, que permitirá que los clientes de Coca-Cola sean libres en todo momento de comprar y vender las bebidas gaseosas del suministrador que elijan.

La compañía tampoco podrá ofrecer descuentos que recompensen a sus clientes por el hecho de haber logrado un determinado objetivo de ventas, o por seguir comprando la misma cantidad de productos Coca-Cola que en el pasado. Además, no podrá utilizar sus marcas más potentes para vender productos menos populares.

Finalmente, cuando la compañía ceda de forma gratuita una nevera, el propietario del punto de venta será libre de utilizar al menos el 20% del electrodoméstico proporcionado por Coca-Cola para otros productos de la competencia.




Otros servicios


Buscar en