Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía

Tipos de contenidos: Economía

^

La UE cambia su propuesta sobre armonización de créditos al consumo para aumentar la protección de los consumidores

El prestatario tendrá derecho a retractarse en un margen de 14 días sin dar ninguna justificación a la entidad y libre de gastos

  • Fecha de publicación: 4 de noviembre de 2004

La Comisión Europea ha introducido una serie de cambios en su propuesta sobre armonización de créditos al consumo para que aumente la protección de los usuarios y que tengan toda la información que necesiten, según anunció hoy la portavoz europea de Sanidad y Protección de los Consumidores, Beate Gminder.

Gminder señaló que con estos cambios se responde a las sugerencias realizadas por el Parlamento Europeo en el primer debate sobre la propuesta de directiva (ley-marco) que había presentado el Ejecutivo comunitario.

Estas nuevas normas cubrirán la mayor parte de las formas modernas de créditos al consumo, aunque dejarán fuera los hipotecarios y los superiores a 100.000 euros, así como aquellos acordados para ser devueltos, sin intereses, en un plazo máximo de tres meses.

El objetivo de la nueva directiva es que se incremente la transparencia respecto a los costes, cláusulas y condiciones de los créditos al consumo, que los usuarios podrán comparar, de forma más sencilla, con otras ofertas de Europa.

Derecho a retractarse

El prestatario tendrá derecho a retractarse en un margen de 14 días sin dar ninguna justificación a la entidad de crédito y libre de cualquier gasto, explica un comunicado de la Comisión. No obstante, el derecho de retractarse de un crédito "no implica el derecho de retirarse de la compra de los bienes o servicios financiados por el acuerdo crediticio", precisa la nota.

Las entidades crediticias, por su parte, se beneficiarán de mejores posibilidades para evaluar los riesgos, pero deberán informarse sobre sus clientes antes de concederles un crédito. Sin embargo, se ha eliminado de la propuesta la obligación de crear bases de datos para identificar a los consumidores que están sobrecargados financieramente.

A juicio de la Comisión, los ciudadanos necesitan saber exactamente lo que están pagando por sus créditos y poder compararlos con la oferta de los demás países de Europa. "Sólo en ese momento, tendrán confianza y aprovecharán las oportunidades que ofrece el mercado interno para conseguir créditos más baratos a nivel transfronterizo, gracias, en especial, al comercio electrónico", indica la nota.

Las actuales normas europeas, que datan de 1987, ya no tienen vigencia, dada la importante evolución en este sector, además de que sólo establecen una regulación mínima. "La ausencia de una normativa común reduce las transacciones transfronterizas y hace que el nivel de protección del consumidor sea diferente en cada Estado miembro", advierte el Ejecutivo comunitario.

En su opinión, las normas armonizadas en toda la UE aumentarán la protección transfronteriza de los usuarios, así como su confianza, y se reforzará el funcionamiento y la estabilidad del mercado comunitario de créditos al consumo.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto