Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía

Tipos de contenidos: Economía

^

Sanidad de Valencia indemnizará con 82.754 euros a la familia de un fallecido por apendicitis a quien diagnosticaron un cólico

El joven estuvo 15 días hospitalizado con un tratamiento equivocado

  • Fecha de publicación: 18 de noviembre de 2004

La sección segunda de la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia ha dictaminado que el departamento de Sanidad de Valencia tiene que indemnizar con 82.754 euros a la madre de un joven de 29 años que murió de apendicitis tras haberle diagnosticado un cólico el 10 de enero de 1985.

El joven entró en el Hospital General de Elx (Alicante)el 26 de diciembre de 1984. Después de que el médico de cabecera le examinara, le diagnosticó cólico nefrítico y le dio un tratamiento de calmantes antiinflamatorios.

Como el joven no sufría mejoras, fue trasladado esa misma noche a urgencias del Hospital, donde se le remitió al urólogo especialista. El 28 de diciembre este especialista confirmó el tratamiento de cólico y ordenó una radiografía abdominal.

Pasados unos días, el 2 de enero volvió al centro, donde fue atendido por otro urólogo que confirmó el tratamiento. Cinco días más tarde se le realizó una radiografía simple y urografía intravenosa. El 9 de enero el especialista consideró que no sufría cólico aunque mantuvo el tratamiento por no observar crisis dolorosa. A las 22:00 horas del mismo día, el joven fue intervenido de apendicitis aguda retrocecal con punta perforada y contenido vertido en el peritoneo con absceso purulento en el mismo hospital.

Tras la intervención entró en coma con shock séptico incontrolado que desembocó en su muerte por parada cardiaca irreversible el 10 de enero.

Sentencia

A pesar de que la Conselleria de Sanidad rechazó en enero de 2003 la reclamación de ambos padres (uno falleció con posterioridad) por ex temporánea, la sala ha considerado el recurso contencioso-administrativo interpuesto por la madre del fallecido frente a esta resolución.

Concretamente la sentencia del Tribunal estipula que en este caso, "desgraciadamente, queda claro" que no se practicaron "pruebas esenciales" para "diferenciar el cólico de la apendicitis ni se motivó y justificó el por qué no se llevaron a cabo las mismas".

Además señalan que "tampoco presentó mejoría alguna" en la hipotética dolencia, "hecho que hubo de haber exigido en mayor medida si cabe que se practicasen aquellas pruebas que la pericia médica impone", ya que al principio si puede haber equívoco porque según los peritos ambas dolencias presentan síntomas que son "extraordinariamente similares". Aunque en este sentido también señalaron que por eso mismo es fundamental hacer un tacto rectal y análisis de sangre y orina.

Ex temporánea

Con anterioridad los padres del fallecido ya habían interpuesto una querella criminal, en noviembre de 1986, que fue tramitada ante del entonces juzgado de distrito número 2 de Elx, y que finalmente se remitió a un juzgado penal que dictó una sentencia absolutoria por delito de negligencia médica.

Sin embargo, la Conselleria estimó que el plazo de reclamación estaba prescrito ya que en este supuesto había transcurrido más de un año entre la fecha de la muerte del hijo, el 10 de enero de 1985, y la presentación de la querella, el 21 de noviembre de 1986.

Por este motivo se dictaminó que había quedado desechada judicialmente la vía penal por haber prescrito cuando se optó por ella; tampoco quedaba opción alguna para la exigencia de responsabilidad a la Administración.

Aunque la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia ha señalado que "en modo alguno" procede reconocer que había prescrito la acción de reclamación de responsabilidad patrimonial, la prescripción de la acción de responsabilidad administrativa quedó interrumpida desde el inicio de la acción penal hasta el 25 de mayo de 2001. Por ello, considera que la reclamación presentada cinco meses después del cierre de la vía penal, el 21 de noviembre de 2001, se realizó sin que hubiera prescrito.




Otros servicios


Buscar en