Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía

Tipos de contenidos: Economía

^

La Seguridad Social destinará 1.700 millones de euros adicionales a las pensiones en 2005 por la desviación de los precios este año

Esta cifra, que deberá confirmar el INE, supone un aumento significativo respecto a los 943 millones de euros del pasado ejercicio

  • Última actualización: 15 de diciembre de 2004

La Seguridad Social ha pagado ya 5.879 millones de euros en subidas adicionales de las pensiones públicas desde que entró en vigor el 5 de agosto de 1997 la Ley de Reforma de las Pensiones. A esa cantidad habrá que añadir alrededor de 1.700 millones por la desviación de los precios en 2004, si el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirma que la inflación de noviembre rondó el 3,4%.

Entre los objetivos de la ley de 1997 ocupó un lugar prioritario la garantía del poder adquisitivo de las pensiones públicas, es decir, impedir que su incremento anual resulte inferior al de los precios. Los interlocutores que apoyaron su redacción apostaron por que el ajuste entre las pensiones y los precios se hiciera en función de la inflación interanual de noviembre, para que a primeros del ejercicio siguiente las cuentas estuvieran regularizadas.

Durante los dos primeros años de vigencia de la ley (1997 y 1998), el control de los precios fue un hecho y la subida inicial de las pensiones, basada en la previsión oficial de la inflación, fue superior al Índice de Precios de Consumo (IPC) real. Pese a que la norma recogía una cláusula de absorción para equilibrar el incremento de los precios al de las pensiones, su complicada aplicación aritmética impidió ponerla en práctica y originó su posterior desaparición. La ganancia fue de seis décimas en 1997 y de siete, en 1998.

Así, el primer ejercicio en el que la Seguridad Social tuvo que hacer frente a la revalorización fue 1999, cuando la inflación definitiva superó en 0,9 puntos la estimación del Gobierno, fijada en el 1,8%. Entonces, el coste de la subida adicional fue de 361 millones de euros.

Descontrol

Al año siguiente (2000), el descontrol de los precios llegó a un aumento del 4,1%, mientras que el Gobierno había subido las pensiones un 2%. El coste de la retribución compensatoria, situada en un 2,1%, ascendió a 2.133 millones de euros.

La tercera vez que la Seguridad Social tuvo que hacer frente al cumplimiento de la ley se produjo en 2001. Al igual que en el ejercicio anterior, el Gobierno aumentó inicialmente las pensiones un 2%, pero el crecimiento real de los precios superó esta previsión en 0,7 puntos; ajuste que le costó al sistema 370 millones de euros.

En 2002, la inflación volvió a desviarse de manera significativa. Las pensiones crecieron el ya habitual 2%, y la evolución de los precios llegó al 3,9%. El coste de la revalorización, situado en 1,9 puntos porcentuales, ascendió a 2.072 millones de euros. El año pasado, el incremento de los precios llegó al 2,8%, un desvío de 0,8 puntos. En consecuencia, el abono adicional tuvo un coste de 943 millones de euros.




Otros servicios


Buscar en