Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía

Tipos de contenidos: Economía

^

Las cuentas del Estado entran en números rojos por primera vez en tres años

Economía atribuye esta circunstancia a la crisis inmobiliaria y al encarecimiento del crudo

  • Fecha de publicación: 22 de julio de 2008

Por primera vez desde junio de 2005, las cuentas del Estado incurren en déficit. Según los datos de Ejecución Presupuestaria, presentados ayer por el Gobierno, entre enero y junio, los ingresos cayeron un 4,8%, hasta los 66.934 millones de euros, mientras que los gastos aumentaron un 10%, situándose en 71.617 millones.

Imagen: CONSUMER EROSKI

Así las cosas, en el primer semestre del año las cuentas públicas registraron un déficit de 4.683 millones de euros, el 0,42% del Producto Interior Bruto (PIB), frente al superávit de 5.218 millones alcanzado en el mismo periodo del año anterior.

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, achacó este déficit a la desaceleración económica que vive el país debido a la crisis del sector inmobiliario y al encarecimiento del petróleo, que está provocando aumentos en los costes empresariales y, por los tanto, una merma de los beneficios.

En el primer semestre del año las cuentas públicas registraron un déficit de 4.683 millones de euros, el 0,42% del PIB

Asimismo, Ocaña atribuyó la disminución de los ingresos a las medidas adoptadas por el Gobierno para incrementar la liquidez de las empresas y ayudar a las familias a hacer frente a la subida de los precios, como la deducción de 400 euros. Sin embargo, ese déficit no contempla la deducción de 200 euros de junio.

Sólo sube el IRPF

Como resultado de ello, de enero a junio los recursos no financieros del Estado, que alcanzaron los 66.934 millones de euros, no pudieron compensar los empleos no financieros, que ascendieron a 71.617 millones. A su vez, en términos de caja, metodología por la que se anotan los ingresos y pagos que se han realizado de forma efectiva en ese periodo, la Administración central tuvo un déficit de 2.065 millones.

La recaudación neta se situó en 92.650 millones, un 0,9% menos que hace un año -en contraste con el incremento del 4,2% en los gastos, que sumaron 67.689 millones-, si bien en el caso de los gravámenes directos subió un 7,5% (para un total de 45.239 millones de euros). El único de los grandes impuestos que mejoró sus cifras fue el IRPF, con un alza de casi el 15% (con 36.220 millones), pues en la tributación de sociedades cayó con fuerza un 17,6% (se quedó en 7.368 millones).

El único de los grandes impuestos que mejoró sus cifras fue el IRPF, con un alza de casi el 15%

En los impuestos indirectos (con 40.174 millones de euros contabilizados), el descenso fue del 10,4%, en gran medida por la fuerte caída en los ingresos del IVA, del 14,2%, mucho más acusada en las pequeñas y medianas empresas (-17%). El bajón del consumo también pasó factura a los gravámenes especiales, pese a que lograron un pequeño aumento del 1,3% en sus resultados gracias a las cargas sobre el tabaco y la electricidad. En el alcohol y la cerveza, por el contrario, descendieron un 2,1% y un 0,8%, respectivamente, mientras que en los hidrocarburos se recaudó un 2,5% menos porque el fuerte incremento del precio de los combustibles hizo que descendiera su demanda.

Con estos parámetros, Ocaña reconoció por vez primera en lo que va de ejercicio que el Estado soportará un déficit que, según fuentes oficiosas, podría ser de medio punto básico. Similar será el comportamiento final de las comunidades autónomas, que lejos del saldo cero esperado, también terminarán 2008 con un saldo negativo de varias décimas.




Otros servicios


Buscar en