Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía

Tipos de contenidos: Economía

^

El BCE insinúa que no habrá nuevas subidas de tipos de interés en lo que resta de año

El presidente de la entidad alerta sobre las subidas salariales y su impacto sobre los precios

  • Fecha de publicación: 8 de agosto de 2008

El Banco Central Europeo (BCE) dejó ayer sin cambios los tipos de interés en la zona euro, tal como habían previsto analistas y mercados. El precio de referencia del dinero sigue en el 4,25% y el presidente de la institución, Jean Claude Trichet, insinuó que la autoridad monetaria no variará su política en lo que queda de año. Es decir, que no habrá nuevas subidas, pero previsiblemente tampoco descensos.

Imagen: CONSUMER EROSKI

Trichet apuntó que las presiones inflacionistas están subiendo y son inquietantes, y que las señales de desaceleración económica son cada vez más patentes en la región. Recordó que el BCE tiene como misión primordial la estabilidad de los precios, un propósito que está lejos de alcanzar. La inflación de la UE-15 está en un nivel récord del 4,1%, cuando el objetivo que persigue la entidad está fijado en el 2%.

Trichet calificó este nivel de inflación de preocupante y explicó que es consecuencia de los efectos directos e indirectos de los incrementos de los precios de la energía y de los alimentos a un nivel global.

"Esperar y ver"

"No tenemos ninguna predisposición sobre la futura política monetaria", admitió Trichet. Para los analistas, esto es una señal clara de que la entidad ha optado por "esperar y ver" y seguramente mantendrá los tipos de interés durante bastante tiempo.

El BCE teme que la escalada de los salarios se sume a las presiones inflacionistas y se traduzca en efectos de segunda ronda

El banquero francés transmitió además su inquietud ante la posibilidad de que una escalada de los salarios se sume a las presiones inflacionistas y se traduzca en efectos de segunda ronda, es decir, en un nuevo repunte de los precios. "Es imperativo asegurarse de que las expectativas de inflación a mediano y largo plazo permanezcan firmemente ancladas en niveles acordes con la estabilidad de los precios", manifestó.

El fin de la crisis se retrasa

Por su parte, la Asociación Española de Banca (AEB) advirtió de que la normalización de la crisis financiera se está retrasando cada vez más, lo que perjudica al entorno económico internacional, cuyo empeoramiento podría alargarse hasta bien entrado 2009.

La banca española financia con depósitos casi el 80% de su cartera crediticia, una ratio muy superior a la media europea, que le permite partir de una posición de fortaleza. No obstante, la AEB apunta que la economía de nuestro país tiene un déficit de balanza de pagos "muy importante", cuya financiación debe hacerse con ahorro externo, lo que la hace, por tanto, "más vulnerable".

La economía española tiene un déficit de balanza de pagos "muy importante"

Así, la desaceleración económica, cuyo origen se encuentra en el "agotamiento del 'boom' inmobiliario", se ha visto agravada por el endurecimiento de la crisis financiera internacional.

En cuanto a las restricciones de crédito, la Asociación Hipotecaria Española (AHE) reconoce que han afectado más a España que a otros países, por ser el primer emisor europeo de títulos hipotecarios y por recurrir, en consecuencia, al mercado de capitales con mayor asiduidad.

La AHE estima que la reactivación del mercado hipotecario español en el futuro pasará por lograr una menor dependencia de la financiación de la promoción y de la venta de vivienda libre a particulares.




Otros servicios


Buscar en