Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Familia

Tipos de contenidos: Economía

^

Juguetes de alquiler

Alquilar juguetes permite que los niños puedan jugar con diferentes artículos y cambiarlos con frecuencia sin necesidad de comprarlos

Imagen: puuikibeach

Un coche teledirigido, la última versión de una videoconsola, un peluche, el barco pirata, una muñeca con todos sus complementos... La Navidad es la época del año en la que los niños reciben más juguetes, pero los regalos que en Navidad o Reyes se esperan con alegría pasan a convertirse con frecuencia y rapidez en un trasto que los padres no saben dónde almacenar. Para evitar que esto ocurra, se han puesto en marcha empresas de alquiler de juguetes, que permiten disfrutar de los artículos durante una temporada y después devolverlos. Como se indica a continuación, este formato da lugar a que los pequeños tengan una mayor variedad de juegos para divertirse, ya que después de un tiempo, acordado con antelación, se devuelven y hay posibilidad de alquilar otros más acordes a su edad o con sus nuevas necesidades.

Alquiler de juguetes por temporadas

Desde hace años, funcionan en otros países europeos y en Estados Unidos empresas dedicadas al alquiler de juguetes. En España es una opción más novedosa, pero ya hay compañías dedicadas a este fin, como Pikatoy, un negocio pionero en el alquiler de juguetes a través de Internet, con servicio en todo el país por mensajería, o comparToy, en Barcelona.

Esta fórmula hace posible que los niños cuenten con juguetes nuevos con frecuencia. El arrendamiento puede ser una buena idea, ya sea porque crecen rápido o porque el juego que utilizan a diario les aburre. El hecho de que cada cierto tiempo llegue a casa una caja nueva con puzzles, muñecos o cuentos provoca en los pequeños una alegría similar a la que viven cuando les hacen un regalo. Además, es una manera de enseñarles a compartir los juguetes: los usan, son suyos durante un tiempo y, después, pasan a pertenecer a otros menores.

Pikatoy, como otras empresas del resto de Europa o norteamericanas, cuenta con una página web donde se pueden elegir los juguetes. Los padres tienen a su disposición un catálogo en el que consultar las características detalladas de cada juego y donde pueden escoger el producto que más convenga a sus hijos. Para facilitar la labor de los adultos, el repertorio se divide según la función que se quiera que desarrolle el niño. También permite la búsqueda avanzada con parámetros como el precio, la edad o el tipo de juego.

El alquiler de juguetes hace que los niños puedan tener juegos nuevos con frecuencia y aprendan a compartir

Además de juguetes, las empresas ofrecen en sus catálogos otros productos dirigidos a los pequeños, como música o cuentos. Son instrumentos que sirven de estímulo a los pequeños, fomentan sus habilidades, desarrollan la imaginación, la concentración y facilitan el aprendizaje. No se encuentran en estos sitios web juegos violentos, sexistas o que hagan propaganda de algún tipo de ideología sociopolítica.

Los precios varían en función del juguete y del tiempo que se quiera tener en casa. En el caso de que quieran permanecer con ellos tres meses en lugar de uno, la cuota se reduce. Es posible solicitar un solo juguete o pedir varios. En Pikatoy hay cajas de dos juguetes por 33,55 euros para un mes (15,38 euros al mes si se alquilan un trimestre) o de seis juguetes por 59,90 euros si se tienen por un mes (37,43 euros cada mes si son dos meses y 27,44 euros al mes, si se arriendan para un trimestre).

Una de las dudas que les surge a los padres al alquilar es qué ocurre si al niño le gusta mucho el juguete y bajo ningún concepto quiere deshacerse de él una vez transcurrido el tiempo establecido. Si esto sucede, los progenitores tienen que ponerse en contacto con la empresa, que les permitirá quedarse con él a un precio ventajoso. Si quieren devolver algún juguete y seguir unos meses con los demás, el usuario debe indicarlo en la página web, de manera que la compañía pasará a recoger los juegos que ya no gustan y los sustituirá por otros nuevos.

Aunque los juguetes son de calidad y gran resistencia, es posible que sufran desperfectos. En el caso de pequeños rasguños, el daño carece de importancia, pero si este afecta al funcionamiento del juego, el usuario tiene que hacerse cargo de los gastos de reparación o de reposición.

Otra de las preocupaciones de los adultos es si los juguetes estarán bien limpios después de que otros niños hayan jugado con ellos, puesto que en muchas ocasiones pueden estar chupados, haber pasado por el barro o la arena. No obstante, después de que cada familia devuelva sus juguetes, estos se higienizan con productos que eliminan todo tipo de gérmenes, bacterias y hongos y que, a su vez, son inocuos para los pequeños.

Juguetes en otras casas

Donde viven los niños no es el único lugar al que se pueden enviar los juguetes. Si los pequeños pasarán una temporada en otra casa, como el hogar de los abuelos, pueden recibir allí los juguetes, que también recogerán en esta vivienda cuando el periodo pactado haya expirado. De esta manera, los niños podrán disfrutar de juguetes en otros lugares sin necesidad de comprarlos e, incluso, sin tener que cargar el coche o ir en tren con todos sus juegos para pasar unos días fuera.

Si los pequeños pasarán una temporada fuera, en la casa de los abuelos o en la de veraneo, los juguetes pueden enviarse allí

También es una idea muy útil cuando la familia viaja de vacaciones a un hotel o una casa arrendada durante una temporada. Además de las maletas cargadas con la ropa de padres e hijos, los niños piden a menudo que sus juguetes formen parte del equipaje, con lo que la cantidad de bultos se dispara. Para evitar esto, una opción es pedir que la empresa envíe los juguetes al hotel o a la casa alquilada y que pase a recogerlos cuando terminen las vacaciones.

Quien lo desee, puede obsequiar a otros menores (amigos, nietos, sobrinos...) con cajas de juguetes para que se diviertan con ellos durante una temporada. Solo es necesario, al igual que se hace con los propios hijos, elegir los juguetes, el tiempo que se quiere que los niños pasen con ellos e indicar la dirección. Eso sí, hay que dejar claro a los pequeños que son un regalo con el cual podrán jugar un tiempo determinado.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto