Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Tipos de contenidos: Economía

Haces compras por la Red?
Λ

Cambio de divisas

En la actualidad, la comisión suele rondar el 3% del importe que se solicita en el cambio

  • Autor: Por GRACIA TERRÓN
  • Fecha de publicación: 24 de julio de 2006

Acercarse a un banco o caja de ahorros en España y solicitar la cantidad deseada de moneda extranjera suele ser la opción más cómoda y sencilla para hacerse con divisas de otros países. Pero no siempre es la vía más barata. Además, aunque las entidades bancarias pueden conseguir sin problemas la cantidad de dinero extranjero que el cliente desee, si lo que se requiere es una moneda menos habitual, como divisas distintas del dólar o de la libra esterlina, la operación no es inmediata y las entidades bancarias puede tardar más de un día en efectuar la transacción. Incluso algunas monedas no pueden obtenerse en España, y sólo es posible hacerse con ellas en el propio destino. Como suele ser habitual, por la gestión bancos y cajas cobran una comisión, actualmente del 3%, cuya cuantía máxima deben comunicar al Banco de España y debe estar registrada en sus tarifas públicas. Para evitar imprevistos, antes de salir de vacaciones hacia un destino 'exótico' y con moneda poco habitual, mejor informarse sobre la mejor opción para cambiar dinero.

Comisiones bancarias

En la actualidad, la comisión suele rondar el 3% del importe que se solicita en el cambio. Esa comisión la aplican, en primer lugar, por la compra de moneda extranjera y, en segundo lugar, cuando una vez terminado el viaje, el cliente quiera canjear los billetes extranjeros que le hayan sobrado por euros. Habitualmente y aunque se soliciten pequeñas cantidades, bancos y cajas imponen un importe mínimo de gasto por cambiar moneda, que suele ser de 6 y 9 euros. Para cambiar dinero en una entidad bancaria es necesario tener una cuenta corriente abierta con, al menos, el saldo que se solicita para el cambio.

Tipo de cambio

Aparte de la comisión que cobra el banco, otro dato que hay que tener presente es el tipo de cambio que aplican. El Banco de España, a través del Banco Central Europeo, es quien se encarga de suministrar a las entidades el tipo oficial. Sin embargo, en ocasiones ese cambio aplicado no es el más favorable para el viajero español. Cambiar en el país de destino suele ser, algunas veces, más barato. Esto ocurre, sobre todo, en países que viven mayoritariamente del turismo y a los que les suele interesar recibir gran cantidad de euros, dólares y yenes, las principales divisas mundiales. Es el caso de países como Tailandia, Egipto o México. "Países como los mencionados suelen devaluar su moneda con el objetivo de conseguir una mayor entrada de euros o de dólares, las divisas de referencia. De ahí que sus bancos centrales ofrezcan tipos de cambio más atractivos para el turista", comentan en Caja Madrid. En el caso de viajar a este tipo de países exóticos y en proceso de desarrollo suele ser una buena opción canjear antes de volver los billetes que han sobrado. En este caso, el tipo de cambio también suele ser más favorable y en muchas ocasiones, permite ahorrarse las comisiones bancarias que imponen en España. Por el contrario, cambiar moneda en otros países, como Reino Unido o Estados Unidos, suele ser más caro que llevar el cambio realizado en España.

Para saber qué cambio resultará más beneficioso, es útil consultar en la página web del banco central del país al que se viaja. Allí se puede consultar una cotización muy aproximada del tipo que aplicarán al viajero que desee cambiar allí sus euros. Hay que tener en cuenta que se ofrecen dos informaciones distintas: una con el precio al que se puede comprar la moneda y otro con el precio al que se está vendiendo. Habitualmente, el precio al que se venden las divisas es más caro que al que se compran.

Conviene, por tanto, consultar la diferencia de tipo de cambio que ofrece el Banco Central Europeo y el que ofrece el Banco central del país al que se va a viajar para ver cuál es más favorable para el viajero.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 4]
  • Ir a la página siguiente: Casas de cambio »



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto