Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Tipos de contenidos: Economía

^

Miguel Calama, socio fundador del Club de Inversión Byangyel Investments Partners

"Al invertir a través de un club bursátil se reducen riesgos, pero también se puede perder"

  • Autor: Por GRACIA TERRÓN
  • Fecha de publicación: 4 de agosto de 2008

Son poco conocidos, pero lo cierto es que los clubes de inversión son una de las opciones más utilizadas para lanzarse a invertir en Bolsa en momentos de incertidumbre como el actual. Compartir conocimientos y decisiones de inversión es lo que mueve a muchos jóvenes universitarios a constituir uno de estos clubes con el objetivo de aprender más sobre la Bolsa y, por qué no, de ganar los primeros ahorros a través de esta popular forma de inversión. Ésta es, precisamente, la opción a la que ha recurrido Miguel Calama, socio fundador del club de inversión Byangyel Investments Partners. Estudiante de Administración y Dirección de Empresas bilingüe, Calama afirma que formar un club de inversión es la mejor forma de tomar contacto con la Bolsa, ampliar los conocimientos bursátiles y aprender a trabajar en equipo. Ganar dinero es otro de los objetivos, aunque hay que estar dispuesto a asumir pérdidas, pues si bien al invertir a través de un club normalmente se reducen riesgos, nunca hay que descartar entrar en pérdidas, confiesa.

¿Por qué decidió enrolarse en la aventura de formar un club de inversión?

Por mis estudios de economía, la Bolsa me parece un mercado interesante y sobre el que hay mucho que aprender. Por ello, junto con otros amigos de confianza, decidimos formar un club de inversión. Nos pareció la forma perfecta para introducirnos en el mundillo bursátil aportando una modesta suma de dinero. Byangyel Investments Partners está formado por cinco socios capitalistas y trabajadores y otros dos socios más, sólo capitalistas. La idea de formar el club surgió a finales de 2007, cuando pensamos que podía ser un buen momento para invertir en el mercado. Entonces, comenzamos a operar de forma ficticia con algunos valores de la Bolsa española que nos gustaban como Mapfre, Telefónica o Santander.

¿Con qué objetivos se debe crear un club de inversión?

El principal objetivo que nos planteamos y que creemos debe plantearse cualquier persona que forme un club de inversión es aprender. Esta alternativa nos parece la mejor forma para introducirse en la Bolsa ya que permite compartir enseñanzas con otras personas y tomar decisiones conjuntas de inversión. Para estudiantes universitarios, los clubes de inversión son la mejor manera de poner en práctica los conocimientos aprendidos en las aulas. Por supuesto, otro objetivo es ganar dinero con las inversiones que se realicen a través del club. Para ello, parece importante plantear las inversiones con vistas al largo plazo y mantener el dinero invertido durante períodos razonables de tiempo. En nuestro caso, además, hemos formado un club de inversión con el objetivo de adquirir conocimientos para, en un futuro, crear nuestra propia empresa de asesoría o análisis de carteras. El club puede ser la antesala al mundo laboral, y a la Bolsa de forma más profesional.

¿Cuál es la aportación que han hecho los socios para formar el club?

Para empezar, cada socio ha hecho una aportación individual de 120 euros, aunque está previsto hacer una ampliación de capital pasado un tiempo, lo que permitirá multiplicar las inversiones y las posibilidades de obtener rentabilidad.

¿Qué trámites se deben realizar para poner en marcha un club de inversión?

Son numerosos y es, quizás, la fase menos agradable que hay que afrontar. Para que el club de inversión tenga validez jurídica hay que darse de alta en Hacienda y obtener el correspondiente NIF. En particular, Club de Inversión Byangyel Investments Partners está configurado jurídicamente como una comunidad de bienes, y así figura en el Acta de Constitución del club. Además, para el buen funcionamiento de un club hay que redactar unos estatutos, que serán las disposiciones, pactos o cláusulas por las que se regirá. En ellos, debe figurar cuál es el intermediario bursátil a través del que se realizarán las operaciones de compra-venta de valores.

La puesta en marcha de un club conlleva mucha burocracia y, en ocasiones, es necesario rellenar impresos con un lenguaje demasiado técnico. Sería bueno que se aligeraran los trámites, pues a veces los propios funcionarios que atienden a los interesados desconocen cuáles son los siguientes pasos que se deben dar para que un club pueda ponerse en funcionamiento.

¿Es necesario tener conocimientos bursátiles para formar un club de inversión?

Nuestros conocimientos del mercado son medios. Nos consideramos aprendices, aunque esto es precisamente un rasgo propio de la mayoría de los componentes de clubes de inversión. Leemos todo tipo de publicaciones especializadas, libros y asistimos a seminarios y cursos que nos ayuden en las decisiones de inversión. Para formar un club no es necesario tener unos altos conocimientos bursátiles, aunque sí es importante compartir el gusto por la Bolsa y mantener una actitud positiva y abierta hacia el aprendizaje.

No es necesario ser ducho en conocimientos bursátiles, sino compartir el gusto por la Bolsa y mantener una actitud positiva y abierta hacia el aprendizaje

¿Cuentan en el club con algún asesor bursátil?

No. Ninguno de los socios tiene altos conocimientos bursátiles aunque sí compartimos la pasión por el mercado. Sin embargo, sí contamos con el apoyo y la experiencia de un experto bursátil de Eurodeal, nuestro intermediario financiero, que nos asesora y da consejos.

¿Qué tipo de valores les gustan? ¿Por qué?

Nos gustan los valores con PER bajo y alta liquidez. Consideramos que el PER (precio entre beneficio por acción) es uno de los ratios bursátiles que más puede orientar al inversor sobre si un valor está caro (cuando es alto) o barato (cuando es bajo respecto a otros sectores, a su índice o a otros valores de su mismo sector). De momento, apostamos por valores sólidos del Ibex-35 como Telefónica, Santander, Mapfre o Iberia. Para el corto plazo, nos gustan otros valores como Solaria, ACS y Banco Popular. A la hora de elegir los valores nos guiamos por el análisis técnico y por el fundamental. Para el corto plazo, creemos que es útil el análisis técnico, ya que puede dar indicios de la tendencia que seguirá el valor. Para el largo plazo, creemos que es más eficaz el análisis fundamental, que evalúa la situación económica de la empresa, sus beneficios, rentabilidad...

¿Con qué horizonte temporal han creado el club de inversión, es decir, cuánto tiempo están dispuestos a mantener la inversión?

Consideramos que una de las reglas de oro para que una inversión no sea un desastre es no ponerse un horizonte temporal de inversión corto. En nuestro caso, invertimos con vistas al largo plazo. En concreto, no tenemos previsto deshacer el club en mucho tiempo. Nuestro horizonte de inversión es ilimitado.

¿Son conscientes de que igual que se puede ganar también se puede perder con las inversiones bursátiles?

Sí. Sabemos que en Bolsa, tanto si se invierte a título individual como a través de un club de inversión, se puede ganar o se puede perder. No obstante, también creemos y confiamos en la validez de una serie de pautas, como la de apostar por valores sólidos con alta liquidez y capitalización con vistas al largo plazo. Conviene tener paciencia; se ha comprobado que en extensos períodos de tiempo la Bolsa suele ser el activo de inversión más rentable.

¿Cuáles considera que son las ventajas de formar un club de inversión frente a la inversión de forma individual?

Un club de inversión permite iniciarse en Bolsa con inversiones modestas. Además, otra de sus grandes ventajas es que las decisiones son compartidas, ya que el inversor asociado a un club comparte sus conocimientos con el resto de miembros. Cada uno tiene sus fuentes de información, con lo que la puesta en común de lo aprendido suele ser muy enriquecedora. Con las aportaciones de todos los miembros, lo normal es reunir más capital que cuando uno opera solo, así la capacidad de compra es mayor y también las posibilidades de ganar. Desde el punto de vista personal, el club es enriquecedor, ya que fomenta el trabajo en equipo, algo muy valioso también para desarrollar una posterior carrera profesional.

¿Qué pautas conviene seguir antes de realizar una inversión?

Hay que diversificar las inversiones, lo que permite reducir los riesgos. También es fundamental apostar por valores grandes y con liquidez, que permitan deshacer las operaciones en el momento que se desee. En el caso de formar un club de inversión es fundamental contar con socios de confianza; de este modo probablemente sean menores los problemas y las discrepancias que puedan surgir. Otra clave que hay que tener en cuenta es fijarse "stop loss" (objetivos o niveles máximos y mínimos de ganancias y pérdidas), ya que es importante saber retirarse a tiempo de un valor. Nosotros tenemos "stop loss" en todos los valores, para evitar quedarnos sin capital. Fijarse metas de ganancias y pérdidas es un buen consejo para cualquier inversor. Además, es conveniente autoevaluarse para saber de qué perfil de riesgo se está hablando. Nosotros nos definimos como inversores equilibrados: apostamos por invertir un 60% de la cartera en valores seguros, y un 40% en valores volátiles.

Invertir en valores energéticos, petroleros y farmacéuticos suele ser una garantía de seguridad

¿A quién recomendaría formar un club de inversión, es decir, cuál considera que es el perfil apto para formar un club?

El club de inversión puede ser muy enriquecedor para gente emprendedora, valiente, joven y con ganas de aprender. Quizás es importante no tener como primer objetivo ganar en Bolsa, sino aprender, trabajar en equipo, enfrentarse a situaciones difíciles... Hay que saber aguantar y no salirse a la primera de cambio. Para invertir hay que tener templanza y paciencia. La Bolsa no es un juego, y tampoco todo en ella depende de la suerte. El movimiento bursátil también responde a ciertas reglas matemáticas.

¿Qué consejos daría a una persona que esté pensando formar un club de inversión?

El primer consejo que debe seguir es escoger a las personas adecuadas como socias del club. Es importante que exista sintonía y confianza entre los miembros, porque ello facilitará la toma de decisiones y el buen funcionamiento del club. También es conveniente analizar concienzudamente los sectores en los que se desee invertir. En momentos como el actual, suele ser aconsejable entrar en valores que han sido castigados injustamente y que, probablemente, remontarán el vuelo en el corto-medio plazo.

¿Cómo valora la situación actual de la Bolsa: es buen momento para invertir?

La Bolsa es un indicador adelantado de la situación económica, es decir, que predice lo que ocurre en la economía de forma global. El momento actual es complicado. La economía ha entrado en una fase de desaceleración y todavía persiste el miedo a la crisis "subprime" o de las hipotecas basura que estalló el verano pasado en Estados Unidos y que se ha sentido en la economía mundial. Sin embargo, es precisamente en las etapas bajas donde mejores oportunidades se pueden encontrar en Bolsa. Hay valores que han sido injustamente castigados y que, probablemente, en un período considerable de tiempo, volverán a subir en Bolsa. En épocas de crisis se hacen las mayores fortunas ya que suelen ser buenos momentos para entrar. Eso sí, hay que tener paciencia y saber esperar a que los valores recuperen esplendor.

¿En qué tipo de valores no conviene invertir en estos momentos?

Un sector que rechazamos es el inmobiliario. Existe mucha desconfianza y actualmente estamos en un ciclo bajista para la construcción y el sector inmobiliario. En Bolsa, no nos gustan actualmente este tipo de valores. Parece que ha explotado la burbuja. Cada vez hay más carteles de "se vende", varias inmobiliarias han anunciado suspensión de pagos... No es buen momento para este sector, ni bursátil ni económicamente hablando.

Por el contrario, ¿cuáles tienen potencial?

Los valores del sector "utilities" (como energéticas y petroleras) pueden presentar oportunidades de compra. Otro sector que puede no verse arrastrado por la crisis es el farmacéutico.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en