Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Tipos de contenidos: Economía

Escuela de alimentación
^

Ahorrar en las facturas domésticas a través de la cuenta corriente

Algunas entidades tienen cuentas que devuelven entre el 2% y el 5% de todas las facturas domésticas

Imagen: Joel Bez

Tras las recientes subidas en los recibos de la luz y el gas son muchos los hogares españoles que se han decantado por intentar hacer un uso más racional de estos servicios para abaratar la factura de cada mes y contener el gasto en ambas energías. Pero cabe también la posibilidad de contratar alguna de las cuentas que devuelven entre el 2% y 5% de todas las facturas domésticas. Se incluyen desde las más tradicionales (luz, agua y gas) a las derivadas de los servicios de telefonía (móvil y fijo), sin que falten otras como las de las comunidades de vecinos o colegios profesionales.

Sobre todo, las cuentas nómina

Los españoles ahogados por la situación económica que deseen aligerar sus facturas domésticas tienen la posibilidad de contratar algunas cuentas bancarias que devuelven entre el 2% y 5% de todas sus facturas domésticas. La mayoría de las ofertas de los bancos y cajas de ahorro no incluyen una limitación en el número de facturas, que pueden ser las más tradicionales (agua, luz, gas, etc.), las telefónicas, u otras más novedosas, como la de la comunidad de vecinos.

Se trata de una fórmula que se ha incorporado a las prestaciones de las cuentas corrientes, y que en algunos casos sustituye a otras ventajas que contemplaban en sus cláusulas de contratación de manera tradicional, como la exención de comisiones, los gastos de mantenimiento o la posibilidad de obtener servicios financieros de manera gratuita o en condiciones preferentes.

La remuneración es menor que las de otras cuentas que no incorporan esta prestación

Es un servicio que brindan, sobre todo, las cuentas-nómina, que en la actual oferta bancaria están integradas a las cuentas corrientes tradicionales. Son productos que no tienen comisiones ni gastos de mantenimiento, por lo que puede ser una excelente oportunidad para aminorar los gastos derivados del consumo en el hogar. No obstante, en algunas propuestas de estas características, la remuneración es menor que la de otras cuentas que no incorporan esta prestación.

¿Por qué contratarlas?

La suscripción de una de estas cuentas puede conllevar muchas ventajas adicionales. La principal es la recuperación de una parte de los gastos derivados del consumo de los servicios domésticos, pero también hay otras prestaciones que es conveniente tener en cuenta en el momento de formalizar el contrato:

  • Están exentas de comisiones y gastos de administración, por lo que no tienen ningún coste para sus titulares.

  • Esta oferta se puede complementar con la adquisición de tarjetas, de crédito o débito, de forma gratuita.

  • Su aceptación conlleva la incorporación de servicios bancarios menores de forma gratuita, como por ejemplo realizar transferencias desde su cuenta.

Una oferta en crecimiento

Son varias las entidades que cuentan ya con este producto que permite recibir cantidades en metálico -en forma de devolución- por el mero hecho de domiciliar los principales recibos domésticos. Muy parecidas entre sí, cada una de ellas aporta un pequeño detalle para diferenciarse de la competencia y generar un producto exclusivo. ING Direct a través de su "Cuenta Nómina" posibilita domiciliar todos los recibos y disponer de tarjetas VISA gratuitas. Además, cada mes ingresan en esta cuenta el 2% de los principales recibos domésticos que estén domiciliados. El Banco Pastor hace una propuesta de similares características por medio de su "Cuenta Nómina Triplete". Sin comisiones, devuelve el 5% de los recibos de luz y gas. La "Cuenta Expansión" es la solución que ofrece a los particulares el Banco Sabadell, una cuenta sin comisiones que devuelve hasta 20 euros todos los meses, el 3% de los recibos domiciliados de luz, gas, teléfono fijo, móvil e Internet. Otra de sus aportaciones es que no se devuelven los recibos del hogar domiciliados (agua, luz y gas), hasta un máximo de 300 euros y siempre que el cliente no tenga posiciones deudoras o impagados con el banco de más de 30 días.

Barclays tiene la "Cuenta Nada Corriente", con devoluciones del 3% de los principales recibos (luz, gas, agua, teléfono, móvil, Internet y comunidad de vecinos). Su devolución está condicionada a la contratación y activación de la tarjeta de débito asociada a la cuenta, que no tiene comisión de emisión y renovación mientras sus titulares la tengan abierta. Banesto, a través de su "Cuenta Nómina Azul", devuelve cada mes el 3% correspondiente a los recibos domésticos que se domicilien. Esta oferta se completa con la emisión de tarjetas gratuitas, ausencia de comisiones y transferencias gratis. Bankinter aplica descuentos exclusivos en telefonía móvil e Internet, para todas las líneas que se tengan contratadas y que se desglosan con un 5% mensual en consumo en todas sus líneas de telefonía móvil y del 10% mensual en consumo en los contratos de su servicio de Internet.

Obtener capital a base de regalos

Una práctica no por frecuente y conocida menos exitosa es la de ofrecer regalos a cambio de domiciliar la nómina. Se puede obtener desde televisores que incorporan la última tecnología o robots de cocina, hasta cafeteras automáticas y programables para uso doméstico. Para ello hay que cumplir con una serie de requisitos, entre los que destacan tener domiciliada una nómina o pensión por un valor que oscile entre 900 y 2.500 euros, en función del producto que se desea recibir, y varios recibos del hogar. Además, requiere la contratación de una tarjeta de crédito y otra de débito, mientras que los gastos de envío correrán a cargo del cliente.

Esta estrategia comercial trata de incentivar la entrada de nuevo capital a las entidades bancarias, por lo que el cliente debe fijarse no en los obsequios, sino en otros aspectos de la cuenta como su rentabilidad, los adelantos de nómina, si ofrece o no créditos preferentes y el acceso a servicios bancarios de manera gratuita.

Etiquetas:

ahorrar, bancos, facturas


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en