Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Tipos de contenidos: Economía

^

Motivos para cambiar de banco

Ganar más dinero, o dejar de perderlo, son las principales causas para cambiar a una entidad diferente

Imagen: Peter Kaminski

En España, no es habitual que un cliente decida dejar la entidad con la que ha trabajado durante mucho tiempo. De todos modos, cada vez son más numerosas las personas que optan por cambiarse de banco y no solo tras haber tenido una mala experiencia. Los ciudadanos, más aún en tiempos de crisis, miran cada euro, por lo que escogen el banco más adecuado para sus intereses. En general, hay muchos motivos para irse a otra entidad, pero se pueden resumir en dos: ganar dinero y dejar de perderlo.

1.- Ganar dinero

  • Depósitos remunerados

    Los bancos pugnan por conseguir dinero procedente de otras entidades y ofrecen por él unos intereses mucho más altos que los dados a sus clientes.

    Si un establecimiento financiero tiene depósitos remunerados al 3,5%, e incluso a un 4% anual, y en el banco actual dan un 1,5%, ¿por qué no cambiarse? Con 10.000 euros se pueden obtener en un año 400 y, al año siguiente, trabajar con otra entidad y conseguir la misma cantidad.

  • Hipotecas más baratas

    Es el producto por el cual más intereses se pagan y durante más tiempo. Si otro banco tiene condiciones más favorables para el consumidor, compensa hacer cuentas y calcular el ahorro que se puede obtener a largo plazo.

  • Dinero por domiciliar la nómina o llevar amigos

    Algunos bancos que ofrecen hasta 50 euros por el simple hecho de domiciliar el sueldo, sin que sea necesario mantenerlo más de un mes. También pagan al cliente por cada amigo que lleve su nómina o pensión a la entidad.

    En otros casos, cuando el sueldo es elevado y el cliente se compromete a cobrar su salario a través de la entidad durante un periodo determinado, la cuantía que recibe es mucho más elevada.

  • Regalos

    Es frecuente que los bancos premien a los nuevos clientes con obsequios. Si en la entidad donde tiene el dinero no le dan nada y en el nuevo banco no le cobrarán por otros conceptos, el usuario puede cambiarse a un establecimiento diferente.

    Un televisor, un ordenador, una videoconsola o una cubertería por hacer un ingreso y mantenerlo durante un tiempo, ya es más de lo que dan muchos bancos a sus clientes habituales por guardar sus ahorros.

  • Abono por domiciliar recibos

    Hay entidades que devuelven dinero a los clientes que domicilien los recibos básicos, como los del teléfono fijo, Internet, teléfono móvil, electricidad o gas. Les dan un pequeño porcentaje del importe, que puede rondar en torno al 2%.

    Aunque parezca una cantidad no muy elevada, si la suma de todas las facturas es de 200 euros, la devolución será de 4 euros al mes o 48 euros al año, equivalente a la cantidad que algunos bancos cobran por el mantenimiento de la cuenta.

2.- Dejar de perder dinero

La mayoría de las personas que no cambian de banco, aunque les cobren comisiones, han interiorizado que esto es así, que se debe remunerar el servicio que da la entidad. Lo cierto es que el ciudadano ya paga al banco al dejar su dinero para que la entidad lo invierta, se lucre con él o lo utilice en su provecho.

La suma de las comisiones de mantenimiento de una cuenta, de las tarjetas o las abonadas por las transferencias puede dañar bastante el bolsillo de los ciudadanos. Cambiarse a un establecimiento sin comisiones supone un ahorro considerable.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en