Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Tipos de contenidos: Economía

^

Depósitos con plazos mínimos

Los depósitos ultracortos son los más adecuados para mover el dinero en los periodos "puente" o de tránsito, antes de hacer alguna nueva inversión

Los depósitos ultracortos son productos de ahorro muy clásicos en su formato de comercialización, que no aportan ninguna novedad a los suscriptores y que resumen su estrategia comercial en tres puntos clave: sin comisiones, un periodo de permanencia máximo de 30 días y una rentabilidad no muy atractiva. Sin embargo, como se señala en este artículo, son los más adecuados para mover el dinero antes de realizar alguna inversión o de destinarlo hacia otros productos cuya contratación no sea todavía oportuna. A continuación, también se detalla la oferta bancaria española en este campo.

Un tránsito de escasa rentabilidad

En los periodos "puente" en los que no se sabe qué hacer con los ahorros acumulados, se puede buscar el refugio en depósitos de corto plazo, casi siempre de 30 días como máximo, que sirvan de tránsito hacia otro tipo de inversiones con mayores posibilidades de remuneración.

La remuneración de los depósitos ultracortos no superará el 1,5% y, en gran parte de las propuestas, ni siquiera llegará al 1%

Quienes hayan vendido sus acciones y no sepan qué hacer con las plusvalías generadas (si las hubiese), bien porque no es momento para afrontar nuevas inversiones, o porque necesitan más tiempo para desarrollar estrategias de inversión, no tendrán más remedio que decantarse por un producto bancario de estas características. Así, no correrán ningún riesgo y, de paso, pueden obtener una pequeña rentabilidad, por nimia que sea.

Es en esta situación cuando la suscripción de los depósitos a un mes es útil. Los ahorradores tendrán su dinero depositado de forma segura, con una rentabilidad pactada previamente para poder disponer de él de nuevo en un plazo lo más breve posible, que en ningún caso excederá de los 30 días. Eso sí, en esta clase de imposiciones a plazo, la remuneración que se obtiene no supera de ningún modo el 1,5%, y en gran parte de las propuestas ni siquiera llega al 1%.

Son, pues, productos de ahorro muy clásicos en su formato de comercialización, que no aportan ninguna novedad de consideración a los suscriptores y que resumen su estrategia comercial en tres puntos clave: no tienen comisiones, habrá que permanecer un mes entero y su rentabilidad no es muy generosa. Resultan bastante socorridos para mover el dinero antes de hacer alguna inversión o de destinarlo hacia otros productos (tanto de renta fija como variable) cuya contratación aún no sea oportuna.

Con rentabilidad entre el 0,1% y el 1,5%

La actual oferta de las imposiciones a plazos ultracortos se caracteriza porque va destinada para todos los clientes, y nunca para nuevas captaciones, como ocurre en otras modalidades. Con estos depósitos se puede obtener una rentabilidad que oscila entre el 0,1% y el 1,5%, y no se detecta ninguna aportación especial.

Bankia ofrece uno de los depósitos más rentables a un solo mes, por el que se puede conseguir un interés del 1,5% TAE, eligiendo el Depósito Fácil Internet, que permite una o varias imposiciones, con liquidación mensual de intereses. Otra de sus aportaciones es que está diseñado con total liquidez para sus depositantes, que podrán recuperar su dinero de forma anticipada.

Un modelo impositivo que genera una rentabilidad igual a esta última propuesta es el que ha confeccionado Activo Bank (1,5%), que en este caso se presenta ante sus posibles suscriptores como un diseño tradicional que se puede suscribir desde mínimas cantidades y con pagos al vencimiento.

Si se baja un poco el escalón de la rentabilidad está el Depósito Univía a un mes de Unicaja, que reporta un interés del 1,25% TAE. Su contratación es exclusiva por Internet y para aportaciones mínimas desde 6.000 euros, con liquidaciones también a su vencimiento.

Este mismo margen de rentabilidad es el que ofrece en la actualidad el Depósito Plazo Net a 30 días de Caja España-Caja Duero, que pone su listón para las suscripciones de sus clientes en 2.000 euros.

La oferta actual va destinada para todos los clientes, y no solo para nuevas captaciones, como ocurre en otras modalidades

El Depósito On line a un mes del Banco Sabadell es otra posibilidad que genera el mercado bancario para contrataciones tan cortas y cuya rentabilidad baja hasta el 0,9% TAE, al contratarse por Internet desde 1 euro. Por el contrario, no se permite la cancelación anticipada.

También para todos los clientes está disponible el Depósito Barclays a un mes, que genera un tipo de interés del 0,8% para todo tipo de cantidades económicas.

Con ratios más bajas se encuentra el Depósito Uno-e a un mes, en concreto del 0,4%, que se puede suscribir desde 3.000 euros, aunque en caso de cancelación anticipada total o parcial, el tipo de interés aplicado será solo del 0,1%.

Menos rentable aún supone el Depósito Citibank a un mes, que da a sus clientes una TAE del 0,21%, con una comisión por cancelación anticipada del 1%.

Otra opción es contratar por Internet el e-depósito CatalunyaCaixa a un mes, con una rentabilidad del 0,2%, para aportaciones a partir de 1.000 euros y sin comisión por cancelación.

El Depósito Self Bank figura como otra de las propuestas que están enmarcadas dentro de la estrategia comercial de depositar los ahorros para periodos tan cortos. Tiene una rentabilidad en mínimos, del 0,1% TAE para aportaciones mínimas desde 600 euros.

Fondos monetarios

Otra alternativa para resguardar los ahorros por periodos de tiempo tan cortos serían los fondos monetarios. Ofrecen una mayor seguridad a los suscriptores, aunque se encuentran con una rentabilidad muy baja, que para un plazo de un mes puede oscilar entre el 0,1% y 0,5%. También es conveniente suscribir fondos que apliquen las comisiones menos elevadas, y se cuenta con la ventaja de que pueden dejarse cuando se desee, sin ningún tipo de penalización como a veces ocurre con las imposiciones a plazo.

De este modo, el importe de los fondos (parcial o total) puede ir destinado a inversiones con mayores probabilidades de revalorización de forma casi inmediata, sin tener que esperar al vencimiento de sus plazos, por muy pequeños que estos sean. Este tipo de productos son considerados como fondos hucha, que van creciendo de forma constante, aunque no de una manera llamativa.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto