Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Tipos de contenidos: Economía

^

Bolsa: invertir a golpe de Draghi

La próxima reunión del Banco Central Europeo podría abaratar el precio del dinero o disponer medidas para propulsar el crédito, lo que impulsaría a las Bolsas al alza

Imagen: Lyfetime

La próxima reunión del Banco Central Europeo (BCE), en junio, puede ser el detonante para vislumbrar la tendencia que asumirá la Bolsa en las siguientes semanas. De nuevo las palabras, y la actuación, del presidente del BCE, Mario Draghi, serán el acicate para que los mercados financieros se definan, tal y como ha sucedido en los últimos encuentros del emisor europeo. En esta ocasión, buena parte de los analistas financieros especula con que podría abaratar aún más el precio del dinero, con recortes de 10 a 20 puntos básicos en los tipos de interés, incluso situándolo en terreno negativo, o que se dictaran medidas que propulsen el crédito. De producirse, serían saludadas con un impulso alcista a las Bolsas de todo el continente, pero también al mercado de renta fija. Por ello, como se refleja en este reportaje, es en ese momento cuando una estrategia controlada y prudente por parte de los ahorradores les puede generar muchas plusvalías en sus carteras de valores.

Cómo deben actuar los inversores

Los inversores habrán de posicionarse en los mercados financieros con cierta antelación a la reunión del BCE

La inversión bursátil no está siendo tan satisfactoria como anticipaban algunos analistas financieros a principios de año, aunque se desenvuelve en terreno positivo tras mostrar el índice selectivo español una revalorización algo superior al 5% en los casi cinco primeros meses de 2014. No obstante, está costando mucho esfuerzo romper los máximos y de ahí que se mueva en un canal muy estrecho, entre 10.100 y 10.600 puntos, que mina la paciencia de muchos ahorradores. Los inversores no saben a qué carta jugar: si mantenerse en sus posiciones de compra, incrementarlas o alejarse de forma definitiva de la renta variable para los próximos meses.

Sin embargo, de cara a la siguiente reunión del BCE, a mediados de junio, los inversores tienen una oportunidad única para incrementar su patrimonio. Pero hacerlo el mismo día de la reunión sería demasiado tarde, y se perdería todo el recorrido. Para evitar este problema, habrá que posicionarse en los mercados financieros con cierta antelación, atendiendo las predicciones que muchos bancos y analistas hacen sobre el desenlace de este encuentro monetario tan importante para la economía europea, aun a riesgo de equivocarse.

Este año, sin asumir riesgos no habrá forma de conseguir grandes revalorizaciones

En este sentido, conviene recordar lo que vienen repitiendo muchos asesores de inversión para este año: sin asumir riesgos no habrá forma de conseguir grandes revalorizaciones. A partir de esta premisa básica, queda por clarificar las opciones de inversión que tendrán los ahorradores en función de los acuerdos tomados por el banco emisor europeo. En esencia, se reducen a las dos estrategias siguientes:

  • 1. Si se decantan por abaratar el precio del dinero o impulsar el crédito:

    Habría que llegar al día de la reunión con posiciones abiertas (compradoras) en renta variable europea, en especial de los sectores más sensibles a tales medidas, como bancario, seguros y consumo.

    Por otro lado, los ahorradores más conservadores podrían optar por compras de bonos periféricos (España, Italia, Portugal, Grecia y Francia) a largo plazo, que resultarían muy beneficiados por el anuncio de estas medidas. Se podría realizar a través de compras directas en estos productos, o mediante fondos de inversión de renta fija basados en estos activos financieros, comercializados por todos los bancos españoles.

  • 2. No se producen cambios y las cosas quedan tal y como están:

    La reacción de los mercados puede ser muy abrupta y caer la cotizaciones de las acciones. Para ello habría que deshacer las posiciones en renta variable con anterioridad y dirigirse a otros activos financieros que ejerzan de refugio ante esta situación. Y en este punto, los mejor preparados son el "bund" alemán y los bonos del Tesoro norteamericano, los más solventes ante este tipo de situaciones.

    Esta inversión se podría canalizar también a través de fondos de inversión de renta fija, que incluso pueden suscribirse de forma diversificada, para ser receptivos a estos activos financieros. Además, podrán tomarse posiciones inversas en Bolsa a través de fondos y ETF que premien los movimientos bajistas de sus acciones, aunque reconociendo el riesgo latente de aplicar sus órdenes.

Anticiparse a los movimientos del BCE

Lo más difícil será descifrar los movimientos que pueda emprender el banco emisor europeo, incluso para los agentes financieros. Pero podrán obtenerse algunas pistas muy interesantes sobre su decisión, que provendrán, sobre todo, de las siguientes fuentes de información:

  • Del propio banco que, a través de su servicio de análisis, podrá asesorar sobre la toma de decisiones de forma gratuita.

  • De las informaciones de los medios de comunicación, tanto generales como especializados, que pueden dar señales sobre la resolución de la reunión.

  • De las webs financieras y de inversión, de contrastada solvencia, que pueden acercar a los ciudadanos a su solución por medio de la opinión de sus principales analistas.

  • De los principales datos macroeconómicos que vayan desarrollándose en el viejo continente y puedan aventurar la postura que impondrá la máxima autoridad monetaria europea.

Etiquetas:

BCE, Europa, bolsa, interés


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto