Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Tipos de contenidos: Economía

^

Los mejores depósitos para llegar a final de año

Las imposiciones pueden formalizarse para plazos entre tres y cuatro meses, con una rentabilidad máxima del 2%, y así despreocuparse de la volatilidad de los mercados bursátiles del último trimestre

Imagen: vitcom

Después de las vacaciones, la intención de muchos de cara a final de año no será invertir sus ahorros en renta variable, ni mucho menos en productos sofisticados. Preferirán un producto seguro y que les proporcione alguna rentabilidad, por mínima que sea. Ante esta situación, no hay otro remedio que formalizar una imposición a plazo, entre tres y cuatro meses, que permita cubrir este periodo con cierta tranquilidad para, una vez llegado el nuevo ejercicio, encauzar su patrimonio en función de la evolución de los mercados. En este artículo los pequeños ahorradores tendrán una ayuda para analizar qué depósitos pueden suscribir en tan poco tiempo, su rentabilidad y cómo recibirán sus intereses.

Tres ideas para guardar los ahorros sin sobresaltos

Si el deseo del pequeño inversor es aceptar el reto de contratar un depósito para rentabilizar mínimamente los ahorros durante el último trimestre del año, no hay muchas dificultades para conseguirlo. Los depósitos con plazos tan breves están presentes en las ofertas que realizan los bancos, pero no de una forma homogénea, sino con varios formatos: desde los que requieren su contratación por Internet, a los que anticipan sus intereses, sin dejar de lado los diseños destinados a nuevos clientes.

La rentabilidad que brindan estos productos es más bien escasa: varía con un margen muy estrecho, desde el 0,15% al 0,35%. Pero, a cambio, dota de mayor seguridad los ahorros de las familias. No obstante, si se opta por las promociones para nuevos clientes, es posible alcanzar hasta el 2%. En cualquier caso, los depósitos para final de año están habilitados para que todos puedan suscribirlos, ya que sus aportaciones mínimas son muy asequibles para las economías domésticas: desde 500 euros.

  • 1. Depósitos con contratación on line

    La contratación on line es la estrategia más habitual para suscribirlos, ya que el único requisito que presentan es formalizarlo desde el ordenador o móvil. Como contrapartida, genera una oferta muy extensa, aunque similar en cuanto a sus planteamientos. La rentabilidad que ofrece a los depositantes tiene un límite máximo en el 0,35%.

    • BBVA incorpora un depósito on line a tres meses y un interés anual del 0,15% para los clientes que opten por este modelo depositario.
    • Bajo esta estrategia comercial, Caja España-Duero incluye PlazoNet, una imposición a 90 días, que permite obtener una rentabilidad fija del 0,35% anual.
    • Sabadell es otra de las entidades que presenta una imposición on line al mismo plazo, con un rendimiento del 0,20%; en todos los casos, con liquidación de intereses a su vencimiento.
  • 2. Depósitos con intereses anticipados

    Los depósitos con intereses anticipados es otra alternativa a la que pueden acogerse los ahorradores más conservadores, a fin de disponer de sus intereses de forma anticipada en su cuenta corriente y dotar de mayor liquidez a la misma. Al ser tan pocos meses, la única opción pasa por liquidaciones a su contratación, y no mensual o trimestralmente como en las imposiciones con mayores plazos.

    • Bankia proporciona esta posibilidad para los depósitos a tres y cuatro meses, en donde su única novedad reside en que no son renovables a su vencimiento.
    • Con estos requisitos, Unicaja ha lanzado el Depósito Ahora. Se trata de una imposición a plazo fijo de tres meses que puede suscribirse desde 6.000 euros, con un tipo de interés nominal del 0,30%.
  • 3. Depósitos con ofertas promocionales

    Los destinados a nuevos clientes es la elección más satisfactoria para depositar los ahorros de aquí a final de año. Esta modalidad cuenta con las propuestas más agresivas y rentables del sector bancario en estos momentos. No en vano, su formalización permitirá conseguir el rendimiento máximo, de hasta el 2%.

    • Ing Direct se encarga de comercializar el Depósito Bienvenida, a un plazo de tres meses y un interés del 1,90%. El único requisito es que está adaptado a los nuevos clientes.
    • Bajo la misma denominación, Openbank ha desarrollado un producto que abarca igual periodo, para dinero procedente de otros bancos. Genera una rentabilidad del 2% y con la ventaja de que puede cancelarse cuando deseen sus titulares, sin ningún tipo de gasto ni comisiones.

Depósitos vinculados a la Bolsa

Si el deseo de las familias es tener una exposición moderada a la renta variable en este periodo, y sin asumir excesivos riesgos, no tendrán que renunciar a los depósitos para conseguir su objetivo. Algunos modelos están diseñados con la incorporación de una cesta de acciones como fórmula para incrementar su rendimiento.

No obstante, para cumplir con esta finalidad tendrán que respetar unos objetivos mínimos en la evolución de sus precios. De no ser así, recibirán una remuneración mínima que estará en consonancia con la generada por los otros depósitos, sin vinculación. El principal inconveniente para su formalización es que no están confeccionados para periodos tan pequeños, por lo que tendría que ampliarse la inversión a parte del próximo año para acatar sus plazos, sin la posibilidad de cancelarlos de forma anticipada.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en