Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Tipos de contenidos: Economía

^

Pagar las deudas: cinco estrategias que funcionan

Los métodos tsunami o bola de nieve son algunas de las fórmulas que prometen ayudar a abonar las deudas

  • Autor: Por B. ÁLVAREZ
  • Fecha de publicación: 4 de abril de 2016
Imagen: stockasso

¿Deudas? Es difícil no haber tenido alguna vez algún pequeño impago, y más en estos tiempos de crisis. Pero, ¿qué hacer cuando las deudas superan a los ingresos y se convierten en un problema serio? Lo primero es realizar un balance: cuánto se debe, intereses, comisiones, etc. Las siguientes cinco estrategias prometen ayudar a pagar las deudas con menos quebraderos de cabeza. Desde el método "tsunami" a la estrategia "bola de nieve", en este artículo se explica en qué consiste cada fórmula y cómo pueden lograr que se reduzcan las deudas con relativa facilidad.

La principal causa del sobreendeudamiento reside, muchas veces, en algo tan simple como que se gasta más de lo que se ingresa. Pero para lograr pagar las deudas lo importante no son las causas, sino encontrar un remedio, la solución que haga reducirlas y, al final, deshacerse de ellas. Hay cinco estrategias que pueden ayudar a conseguirlo.

1. Método tradicional

Los asesores tradicionales señalan que un deudor siempre debe pagar antes la deuda que tenga un tipo de interés más elevado. Esto tiene sentido desde un punto de vista financiero, porque se ataca y acaba primero con las deudas que provocan mayores intereses y así se reduce el coste final, pues se pagan intereses altos durante menos tiempo (lo que se traduce en una menor cantidad de dinero).

El proceso que se debería seguir sería el siguiente: ordenar las deudas en sentido decreciente, colocando primero la que tiene un mayor interés... hasta terminar el listado con aquella por la que se abona un menor tipo de interés. Hay que dedicar el ahorro a acabar con la deuda que se ha puesto en primer lugar en la lista y, una vez terminada de pagar, pasar a la siguiente con el tipo de interés más alto. Y así se debería continuar de manera sucesiva, hasta terminar con la deuda cuyo interés sea más bajo.

Este método puede ser descorazonador, sobre todo si la deuda que tiene mayor interés es también la más grande.

Imagen: Got Credit

2. La bola de nieve

Esta estrategia, que Dave Ramsey expone en su libro 'The Total Money Makeover' (Grupo Nelson, 2008), es sencilla. Consiste en eliminar primero la deuda que suponga un cargo mensual más pequeño. Una vez que se haya pagado (lo que debe resultar sencillo, al ser un importe menor que el de las demás deudas), se debe ahorrar el dinero que se destinaba a abonar esa cuota para empezar a amortizar la siguiente deuda más pequeña. De este modo, la cantidad que se amortiza se hace más grande a medida que pasa el tiempo, por lo que se creará una "bola de nieve" de dinero que seguirá creciendo y, a su vez, derribando cada una de las deudas.

El principal beneficio de esta estrategia es que rápidamente es posible sentirse orgulloso del esfuerzo realizado, debido a que la cantidad de deudas se reduce con gran rapidez, casi desde el momento en que se empieza a aplicar esta fórmula. Esto supone una gratificación psicológica muy poderosa.

3. Tsunami

Este método, desarrollado por Man Vs Debt, destaca sobre todo por su flexibilidad, ya que ordena las deudas según la tensión psicológica que produzcan, de más a menos, liberándose primero de las que tengan mayor impacto emocional.

En esta estrategia se debe empezar a pagar la deuda que dé mayores quebraderos de cabeza (impagos en el colegio, un adelanto que hayan dado en el trabajo, si un amigo o un familiar ha prestado dinero...). Estas deudas, a cuyos acreedores además se ve casi a diario, minan psicológicamente al deudor, por lo que conviene terminar con ellas lo antes posible para poder "liberarse" de esa carga.

4. Reunificación de las deudas

Otra opción es tratar de reunificar todas las deudas que se tengan en una sola. Si se tiene un pequeño préstamo al consumo, deudas de las tarjetas de crédito, etc. se puede negociar con la entidad y ver qué posibilidades existen para unir toda la deuda en una y, además, reducir cuota mediante una ampliación del plazo de pago.

No es la mejor de las soluciones, ni es la más recomendable, puesto que, a la larga, se abona durante mucho más tiempo. Pero, al final, si se está muy ahogado, puede ser la tabla de salvación, ya que es mejor no dejar de pagar las deudas, pues si no, se acabará acumulando más deuda junto a más intereses por impago, que son muy altos.

Imagen: Open Democracy

5. Librarse antes de los intereses más duraderos

En esta estrategia se ordenan las deudas poniendo primero -para abonar antes- las que hagan pagar más intereses a lo largo del tiempo, no las que tengan tipos de interés más alto. Al hacer frente en primer lugar a las deudas que harían estar pagando durante más tiempo, se minimiza la cantidad de intereses (dinero) que se abonaría a lo largo del tiempo.

Se trata de un método muy racional, pero supone una gran capacidad organizativa, da mucho trabajo para hacer los cálculos y requiere gran capacidad de sacrificio al pagar la deuda.

Etiquetas:

deudas


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en