Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Tipos de contenidos: Economía

Economía doméstica
^

¿Cómo contener los gastos en la cuesta de enero?

Pedir un adelanto de la nómina o usar apps para controlar los gastos son algunos aliados que tienen los consumidores para no salirse de su presupuesto doméstico este mes

Imagen: stevepb

La cuesta de enero es uno de los principales obstáculos que todo consumidor debe afrontar en el nuevo año que acaba de empezar. De todas formas, hay que encararlo con optimismo, pues al alcance de cualquiera se hallan varias herramientas para controlar y organizar mejor el presupuesto doméstico, a fin de evitar que el saldo de las cuentas corrientes sufra un importante descalabro desde el primer mes. En este artículo, se detalla más de una iniciativa para comenzar el nuevo ejercicio con buen pie en la economía familiar.

Si por algo se caracteriza enero es por ser uno de los periodos en donde se hace más necesaria la contención de los gastos. Después de todos los desembolsos que ha habido que afrontar durante las fiestas navideñas (cenas, regalos, viajes...), llega el momento de frenarlos a través de ciertas estrategias que serán muy eficaces para el bolsillo de los consumidores. ¿Desea conocer algunas de ellas? Estas son cinco recetas para sobrevivir en enero.

1. Pedir adelanto de la nómina

Después de haber sobrepasado los límites del presupuesto, no hay que incidir en la solicitud de ninguna línea de crédito adicional. En caso de que se necesite una punta de liquidez, la opción más recomendable será pedir el adelanto de una nómina. Esta estrategia de la que disponen los trabajadores no requiere de ningún tipo de interés, ni tan siquiera otros gastos en su gestión. Será una alternativa que tendrán para salir adelante en el primer mes del año sin endeudarse.

2. Aplazar los pagos de las tarjetas

Si por cualquier circunstancia no hay más remedio que formalizar alguna compra, será el momento de utilizar la tarjeta de crédito que hasta ahora no se había usado. Permitirá realizar algunas operaciones bajo un aplazamiento de los abonos entre uno y tres meses, sin ningún interés y bajo un plazo en su devolución muy flexible. No es necesario abusar de estos "plásticos", pero pueden servir para afrontar alguna urgencia durante la cuesta de enero.

3. Aprovechar las rebajas

El primer mes del año es aprovechado por los establecimientos comerciales para eliminar todo lo que no pudieron vender durante las fechas navideñas. Y para el ciudadano las rebajas suponen una excelente estrategia para controlar los gastos, pero sin caer en su abuso, ya que puede generar el efecto contrario: que se dispare el consumo y hasta de una forma desproporcionada. En cualquier caso, será muy útil anotar en una lista las cosas que en realidad se necesitarán para ceñirse solo a ellas.

Imagen: JESHOOTS

4. Usar aplicaciones móviles para controlar los gastos

Las apps diseñadas para dispositivos móviles con el sistema operativo Android pueden ser el aliado perfecto para desarrollar esta labor. Y es que hay algunas aplicaciones que tienen como objetivo organizar todos los gastos en este periodo del año. En ellas están habilitadas diferentes funciones, desde controlar los gastos e ingresos a las que ayudan a que se sepa en todo momento cuál será la factura en los principales servicios domésticos (móvil, luz, gas, etc.). Incluso las hay que proporcionan las pautas necesarias para poder conocer en tiempo real si se está en condiciones de asumir una serie de gastos.

5. No tirar de tarjeta

Bajo ningún pretexto pueden cubrirse las necesidades en el consumo con la utilización indiscriminada de las tarjetas de crédito, porque caer en ello puede propiciar situaciones muy indeseables para el resto el año. No en vano, habrá que devolver sus importes con sus correspondientes tipos de interés. Solo será aconsejable su uso en situaciones muy puntuales y que estén bajo el control de los usuarios. De no ser así, se estará incrementando el endeudamiento y la puesta en marcha de otras estrategias en la contención de los gastos no habrá servido para nada.

Comprar por Internet

Con la llegada del nuevo año, no solo puede fomentarse la contención de los gastos, sino también variar los hábitos en el consumo. Y una de las formas que tienen los consumidores es decantarse por las compras online. Son más cómodas de realizar y, además, consisten en operaciones comerciales menos impulsivas que se rigen por actuaciones más planificadas, con el único requisito de tener una tarjeta de crédito o débito.

En este periodo del año se cuenta con la ventaja de que se lanzan muchas ofertas y promociones para comercializar productos con importantes bonificaciones con respecto a las tarifas originales. La clave para rentabilizar estas operaciones reside en hacer uso de esta estrategia solo cuando se necesite realmente, y no de forma compulsiva, es decir, en aquellas situaciones donde el ahorro merezca más la pena.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto