Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Tipos de contenidos: Economía

^

5 formas de ganar dinero, ¡a pesar de los depósitos!

Depósitos extranjeros, cuentas nómina, crowdfunding y hasta depósitos estructurados permiten obtener más dinero que los clásicos depósitos

Imagen: olly18

Los españoles siempre han sido bastante conservadores al manejar sus ahorros. Prueba de ello es que en el tercer trimestre de 2016 el grueso de los activos financieros de los hogares se encontraba en efectivo y depósitos (el 43% del total), según el Banco de España. Incluso hoy, con unos tipos de interés en mínimos, los depósitos y las cuentas son los activos favoritos entre la población. Pero son muchas las opciones que hay en el mercado para "rascar" algo más de rentabilidad. En este artículo se repasan cinco de ellas: desde sacarle partido a la nómina a usar el crowdfunding o la financiación colectiva.

1. Depósitos a plazo fijo en bancos extranjeros

Los ahorradores que renieguen de cualquier otro producto que no sea un plazo fijo aún tienen opciones. Durante los últimos años han aterrizado en España entidades de otros países que han ido abriéndose un hueco en el mercado nacional a golpe de rentabilidad, pero sin incrementar el riesgo.

Las sucursales españolas de los bancos extranjeros que operan en nuestro país están supervisadas tanto por el Banco de España como por el banco central de su país de origen y cuentan con un fondo de garantía de depósitos, por lo que los riesgos son equiparables a los de cualquier depósito nacional, con la diferencia de que la rentabilidad, en estos casos, acostumbra a ser mayor. Entidades como ING Direct (adherida al fondo de garantía holandés) o Banca Farmafactoring (fondo de garantía italiano) comercializan en España depósitos muy por encima de la media, que durante el pasado mes de diciembre fue del 0,11%, según los datos del Banco de España.

2. La nómina como moneda de cambio

Los haberes regulares son uno de los caramelos favoritos de los bancos, así que algunos han optado por migrar la rentabilidad de sus depósitos a las cuentas nómina. Con esta medida, los clientes pueden conseguir una rentabilidad muy superior a la media (hasta el 5% TAE) sin asumir riesgos y las entidades se aseguran que recibirán con puntualidad las nóminas de sus clientes.

Pero este tipo de cuentas tienen desventajas: el interés está condicionado a la vinculación del cliente y el saldo máximo con frecuencia está limitado. Además, en ocasiones, estas cuentas pueden incluir comisiones, por lo que resultan rentables solo para aquellos con un volumen de ahorro elevado cuyos intereses superen el coste de las comisiones.

Aunque no todos los ahorradores vean con buenos ojos esta alternativa, ya que les obliga a vincularse con una entidad, un comparador de cuentas nómina permite comprobar que la mayoría de ellos necesitan un banco en el que domiciliar su nómina y sus recibos, así que por qué no hacerlo en una entidad que ofrezca rentabilidad a cambio.

Imagen: Skitterphoto

3. Depósitos estructurados ligados a las fluctuaciones bursátiles

Los depósitos estructurados han ganado popularidad durante los últimos años. Su principal característica es que su rentabilidad final está vinculada al comportamiento de una serie de activos subyacentes como índices, acciones, etc. Tienen la ventaja de que el capital está garantizado, no así la rentabilidad que puede acabar siendo o bien superior a la media de los plazos fijos tradicionales o bien inferior, incluso del 0%.

Antes de aceptar uno de estos productos, es importante analizar las garantías que brinda, los activos de referencia y, sobre todo, la rentabilidad máxima que le acompaña. Pero, cuidado, ya que por lo general este tipo de depósitos no admite la cancelación anticipada.

4. Depósitos combinados

Acostumbran a combinar un plazo fijo con un producto de inversión y pueden entrañar un riesgo elevado. En función de los productos que formen la combinación, una parte del dinero puede no estar garantizada o, lo que es lo mismo, se podría perder una parte de los ahorros. Es habitual, por tanto, encontrar depósitos combinados en los que una parte del capital, como el 50%, se destine a un plazo fijo sin riesgo, mientras que el 50% restante se invierta en un fondo de inversión no garantizado.

Si bien los depósitos dobles pueden ser una oportunidad para rascar algo más de rentabilidad, se debe conocer bien su funcionamiento antes de contratarlos y, sobre todo, analizar los riesgos y los activos a los que va la parte del capital que no está garantizada.

5. Crowdfunding

El fenómeno de la financiación colectiva continúa ganando terreno. Aunque en España su popularidad no ha alcanzado los niveles de otros mercados, como el anglosajón, las opciones para invertir en crowdfunding son muy diversas, desde el equity crowdfunding hasta el P2P lending. La rentabilidad variará en función de la operación y del riesgo que tenga, por lo que, antes de aceptar uno de estos proyectos, es vital analizar el riesgo de la inversión y compararlo con la rentabilidad que se puede llegar a ganar, además, por supuesto, de no lanzarse a por ningún proyecto sin entender del modo correcto sus implicaciones.

Etiquetas:

bancos, depósitos


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos


HelpMyCash

Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto