Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Tipos de contenidos: Economía

Escuela de alimentación
^

¿Qué es el proptech y cómo podría afectar al mercado hipotecario?

El proceso de contratación de las hipotecas podría acelerarse en un futuro próximo gracias a la aplicación de las nuevas tecnologías

Imagen: Investmen Zen

Las nuevas tecnologías están penetrando en todos los sectores económicos. Y el mercado inmobiliario no es ninguna excepción. Durante estos últimos años, han surgido diversas start-ups que utilizan herramientas innovadoras para ofrecer todo tipo de servicios, desde plataformas de compraventa hasta tasaciones a distancia. A continuación se analiza cómo son estas compañías, denominadas proptech, y de qué manera podrían cambiar el proceso de concesión de los préstamos hipotecarios.

Sectores que engloba el 'proptech'

Antes de explicar a qué se dedican este tipo de empresas, conviene definir el término proptech. Este concepto, que surge de la contracción de las palabras property y technology (propiedad y tecnología, en inglés), se emplea para definir a las compañías que se sirven de las nuevas tecnologías para ofrecer servicios inmobiliarios. En el listado siguiente se muestra en qué ámbitos se han especializado estas empresas:

  • Plataformas de compraventa y/o alquiler. Son las conocidas páginas web donde las inmobiliarias y los particulares pueden subir sus ofertas de venta o de alquiler, de tal manera que los usuarios pueden compararlas, consultar las características de las casas y contactar con el vendedor o arrendador.
  • Plataformas de alquiler entre particulares. Aquí se engloban los portales que están especializados en poner en contacto a particulares que desean alquilar una habitación, ya sea para vivir de un modo semipermanente o para utilizar como residencia vacacional durante unas semanas.
  • Plataformas de crowdfunding inmobiliario. Permiten invertir de forma colectiva en la compra de una vivienda para ponerla en alquiler y/o venderla al cabo de un tiempo.
  • Entidades financieras o de intermediación. Estas entidades on line se dedican a comercializar directamente hipotecas o a contactar con varios bancos para encontrar un préstamo hipotecario que se ajuste al perfil del cliente.
  • Páginas de valoración on line. Son compañías capaces de tasar una casa a distancia. También pueden ofrecer otros servicios, como la emisión de certificados de calificación energética o notas simples.
  • Compañías de domótica. Estas empresas proveen de hardware y software para convertir una vivienda en una casa inteligente, es decir, con termostatos conectados por wifi, control de los electrodomésticos desde el teléfono móvil, etc.

La inmensa mayoría de estas compañías se encuentran todavía en plena fase de crecimiento, pero cada vez están más consolidadas. Para hacerse una idea de la rápida expansión del sector proptech, en mayo de 2017 existían 100 empresas de este tipo, pero en abril de este año la cifra ya era de 211, según el portal PropTech.es.

Imagen: Investment Zen

¿A un paso de poder contratar una hipoteca en pocos días?

Hasta los bancos empiezan a lanzar sus propias aplicaciones proptech, que en general sirven para calcular el posible precio de una vivienda y para valorar si vale la pena efectuar una compra o es mejor seguir viviendo de alquiler. Por eso no es extraño que muchos se pregunten si será posible, en un futuro cercano, adquirir una casa y financiarla con una hipoteca en cuestión de una semana o de dos como máximo.

Si se hace un ejercicio de financiación-ficción, este sería el procedimiento que se seguiría para contratar el préstamo hipotecario a través de Internet:

  1. 1. Valoración on line de la vivienda mediante la aplicación de un banco o de una empresa independiente para averiguar si el posible comprador se la podría permitir.
  2. 2. Solicitud de la hipoteca a través de un banco o de un intermediario financiero. Este analizaría los datos de la persona y, mediante un sistema de algoritmos, haría una oferta en firme en cuestión de días. Toda la documentación necesaria para realizar el estudio se podría enviar por Internet.
  3. 3. Gestión a distancia de todo el proceso de contratación. La entidad pondría un gestor personal a disposición del cliente, con el que se podría contactar por teléfono, videoconferencia o correo electrónico.
  4. 4. Firma de las escrituras en la notaría. Para finalizar el proceso, habría que desplazarse hasta la notaría a fin de formalizar tanto la hipoteca como la compraventa.

Por ahora, sin embargo, parece que los bancos prefieren emplear métodos más analógicos para evaluar la solvencia del cliente, aunque en otros sectores, como el de los créditos al consumo, ya han empezado a automatizar muchos de sus procesos. Por lo tanto, habrá que esperar algún tiempo para ver hipotecas que se puedan conseguir en cuestión de días.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos


HelpMyCash

Otros servicios


Buscar en