Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Tipos de contenidos: Economía

Escuela de alimentación
^

¿Cómo ahorrar dinero con las cuentas corrientes?

Las cuentas corrientes contemplan bonificaciones de hasta el 3 %, aunque para ello será necesario domiciliar los recibos, al igual que los ingresos derivados del trabajo o pensión

Imagen: FirmBee

Las cuentas corrientes en España no son un producto rentable para mantener los ahorros. La razón es que los tipos medios se han reducido de forma drástica tras la crisis económica hasta situarse en estos momentos en el 0,05 %, según los últimos datos facilitados por el Banco de España. De todas maneras, como se ve a continuación, a través de diferentes estrategias bancarias, este rendimiento puede elevarse hasta el 3 % si se cumplen ciertas condiciones en su contratación como, por ejemplo, domiciliar la nómina, mantener un saldo más potente o incluso vincular la cuenta a otros productos bancarios (plan de pensiones, fondos de inversión o seguros). Cualquier incentivo sirve para atraer a los clientes hacia este producto bancario.

Devolución de hasta el 3 % de las facturas domésticas

La deficiencia en el rendimiento de las cuentas se puede corregir a través de otras entradas de liquidez que serán muy interesantes para una buena parte de los usuarios.

Una de las más generalizadas se canaliza por medio de la domiciliación de toda clase de facturas domésticas, desde las procedentes de los servicios para el hogar (luz, agua, gas...) a los tributos locales o estatales y seguros sociales. Además de suponer mayor comodidad para gestionarlas en sus plazos correspondientes, implica que en algunas de las cuentas impulsadas desde los bancos se obtenga una recompensa en forma de dinero en metálico que será disfrutada todos los meses.

Las cuentas que devuelven dinero por los recibos domésticos han llegado para quedarse definitivamente. Una de las mejores estrategias de las entidades financieras para impedir una fuga de clientes hacia otros bancos es recompensarles por su fidelidad. Así, estas ofertas ofrecen unas bonificaciones de entre el 1 % y 3 % sobre el total del importe de las facturas domiciliadas.

Eso sí, estas devoluciones tienen unos límites impuestos por los propios bancos para que el resultante de esta operación no sea muy oneroso para sus beneficios empresariales. De esta forma, los clientes no pueden acceder a devoluciones superiores a 200 euros anuales. No es un importe muy exigente, pero servirá al menos para minimizar la subida de algunos suministros para el hogar como, por ejemplo, el de la luz, que se incrementó durante 2017 un 10 % y la tendencia para este ejercicio va en la misma línea, a pesar de haberse congelado la parte regulada.

Con la nómina por delante

De todas formas, no se trata de una operación gratuita, ya que la mayoría de las cuentas de estas características requieren de sus titulares la domiciliación de los ingresos procedentes de sus trabajos o rentas, en formato de nómina, pensión, prestación por desempleo o incluso aceptando el pago de la Seguridad Social en los trabajadores autónomos. A veces fijan unos importes muy exigentes (por encima de 1.000 euros), que restarán algo de eficacia a las bonificaciones de las facturas vinculadas con la cuente corriente.

Algunas entidades brindan un interés medio del 3 % sobre un saldo máximo a remunerar de 10.000 euros. Otras devuelven el 2 % de las facturas domiciliadas, aunque con un límite en la bonificación de 120 euros brutos anuales. Otra medida complementaria para incentivar su atractivo se basa en proporcionar descuentos en gasolina, restaurantes, moda, ocio y alojamientos hoteleros, entre otros servicios. Pero, en la mayoría de las cuentas de similares características, se exige a cambio a sus titulares que aporten su nómina o unos ingresos mínimos de 1.000 euros mensuales.

Generan intereses del 3 %

Esta estrategia comercial de los bancos está complementada por otras medidas. Una de las más llamativas es el rendimiento de los ahorros al 3 % con que aplican algunas entidades de crédito a sus cuentas, muy por encima del interés medio de estos productos, aunque en la mayoría de los casos solo para tramos monetarios de la cuenta muy pequeños, por debajo de 10.000 euros. Otra de sus principales aportaciones es que brindan exención en el pago de comisiones y otros gastos derivados de su gestión o mantenimiento para fidelizar a sus clientes.

Etiquetas:

ahorro, cuentas, dinero


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en