Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Tipos de contenidos: Economía

^

Picos de demanda de electricidad

En enero se batieron los récords de consumo cinco veces, hasta alcanzar los 43.708 megavatios

Desde que hace poco más de 120 años se inaugurara en Nueva York la primera central eléctrica, la dependencia de esta energía es cada vez mayor. Durante el pasado mes de enero se superaron cinco veces en España los récords de demanda de energía eléctrica, hasta llegar a 43.708 megavatios (MW), que se demandaron en un instante del 27 de enero. ¿Por qué se han dado estos máximos? ¿Estamos preparados para afrontarlos? ¿Por qué no se produjeron apagones? ¿Seguirán elevándose estas cifras?

Picos de consumo

En enero, los récords de demanda de potencia instantánea se han batido cinco veces. El día 10 fueron 40.080 MW y el máximo se fue superando los días 11, 25 y 26, hasta alcanzar el día 27 los 43.708 MW. Muchos más megavatios que los que se consumieron por ejemplo, el 4 de enero, 36.840 MW, un total de 6.868 MW menos. Como resultado final del mes, el incremento respecto a enero de 2004 ha sido cercano al 15%, según datos de Red Eléctrica de España.

Los expertos consultados, Red Eléctrica de España, Comisión Nacional de Energía, Iberdrola, CIRCE y Greenpeace, coinciden en resaltar que estos máximos han sido causados por las olas de frío polar y siberiano que cubrieron de nieve toda la península. Esto provocó que en los hogares se demandara más energía eléctrica para generar calor y soportar mejor el tiempo adverso. Al contrario de lo que se podría creer por las circunstancias climáticas, el consumo de las empresas no contribuyó especialmente a que se alcanzara el récord, dado que éstas siguen un ciclo productivo marcado y apenas incrementan su consumo de energía por la meteorología. Es más, según explican en la Comisión Nacional de Energía (CNE), las empresas que más electricidad utilizan reducen su producción en estas fechas porque el kilovatio es más caro que en otras épocas del año.

Por tanto, el aumento se explica en gran medida por el consumo doméstico de electricidad, especialmente el de los aparatos eléctricos para producir calor, que son ineficientes, según Carlos Bravo de Greenpeace. "Nuestro sistema energético es tan poco eficaz que se tiene que elevar el consumo en estas fechas y no debería ser así. Es absurdo usar electricidad para calentar agua o producir calor. Las estufas eléctricas por ejemplo consumen demasiado, de 2 a 4 kilovatios/hora. De esta forma se despilfarra mucha energía, porque en la generación, sobre todo si ha tenido lugar en centrales nucleares o térmicas, se pierde energía y después en el hogar muy poca de la electricidad utilizada por el calefactor se transforma en calor". La alternativa que propone Bravo para hacer más eficiente la generación de calor en casa es recurrir a calefacciones de gas, solares o una combinación de ambas.

Vivimos en un país que en su mayor parte disfruta de temperaturas templadas o altas y donde una ola de frío provoca que se empleen todas las calefacciones disponibles. Es habitual que quienes disponen de sistemas para producir calor que utilizan gas natural o fuel recurran como complemento a un calefactor eléctrico o a un brasero para mantener la comodidad, como apuntan desde la CNE. "Estamos acostumbrados a vivir todo el año a temperaturas de 24 grados centígrados. Además, muchas viviendas no están preparadas para soportar tanto frío. En Andalucía, que viven no a 24 grados sino a 26 grados, muchas viviendas no tienen calefacción central ni los mismos equipamientos que pueden tener las del norte, más habituadas al tiempo invernal", apunta José Sanz, jefe de proyecto del Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE).

Además del frío, otro factor determinante en los máximos de demanda de electricidad es la actividad económica. Cuando se trabaja, el consumo es mayor.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 4]
  • Ir a la página siguiente: ¿Y los apagones? »

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en