Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Tipos de contenidos: Economía

Concurso Relatos del buen Camino
Λ

Baños con halógenos cuadrados o redondos

Rodear el espejo de luces es una de las novedades más populares, aunque lo más solicitado son los focos de 100 watios para el techo

  • Autor: Por LEIRE PÉREZ FERNÁNDEZ
  • Fecha de publicación: 13 de junio de 2007
Imagen: Axel Tregoning

La decoración entra con fuerza en los aseos, donde la innovación y las nuevas tendencias marcan nuevos estilos de iluminación con el ahorro de energía como base de la instalación. Para lograr que el baño muestre un estilo más moderno y elegante, se puede bajar el techo y hacer una canaleta que incorpore un nicho de focos, con lo que se logrará una mayor intensidad de luz indirecta.

El baño es uno de los espacios de la casa que mejor iluminación debe tener. Aunque se esté poco tiempo en esta estancia al cabo del día, no hay que olvidar que una correcta iluminación evitará llevar más maquillaje del deseado o un afeitado inacabado. Además de la utilidad y comodidad, cada vez se valora más la creación de un diseño acorde con el resto de la vivienda, marcando tendencias. Así, "los copetes redondos han pasado a la historia", apunta María José Rodríguez Bujan, decoradora. Hoy en día y según las última tendencias, las más solicitadas, son las luces halógenas de 100 watios, las que mejor iluminación proporcionan en cuartos de baños y aseos. "Proporcionan una luz más blanca, más clara y además consumen poco", en contraposición con las bombillas incandescentes de toda la vida, que son más baratas en la compra, pero que luego consumen en mayor medida y cuya duración de vida es de unas mil horas, explican desde Arinsama, Arquitectura Interior.

Tendencias en acabados

Las últimas tendencias han dejado a un lado los colores de toda la vida, como eran el dorado y el blanco. En la actualidad la decoradora María José Rodríguez defiende que quien quiera estar a la moda debe instalar apliques cuadrados o redondos que son los que más se venden y en acabados modernos como el mate, niquel-satinado o cromo-brillo.

Una de las cosas que más solicita la persona que está decorando su casa o que quiere cambiar de baño es el espejo con iluminación, "halógenos que salen del espejo cromado y con brillo", comenta. Para un baño de dimensiones normales o incluso tirando a pequeño, valdría con instalar "tres focos halógenos redondos en el techo y crear un punto de luz en el espejo para que proporcione una luz directa, muy útil para aplicarse el maquillaje o afeitarse".

Bordear el espejo con luces

Rodear el espejo de luces es una de las novedades más populares. Para logar que el baño parezca nuevo podemos valernos de su iluminación. Basta con bajar el techo y hacer una canaleta mediante un nicho que estará envuelto de focos, con lo que se logrará una mayor intensidad de luz indirecta. Y es que las tendencias han cambiado, ya no se llevan los aseos blancos y azulejos discretos: el cuarto de baño se ha convertido en uno de los lugares de la casa donde se puede dejar correr la imaginación y donde el diseño ha llegado con paredes de colores, mezcla de azulejos o incluso alicatados, en combinación con las luces.

Sensor de presencia

El baño, al igual que la cocina, tiene su propia protección eléctrica y una instalación separada del resto de la vivienda. Una de las opciones para regular la iluminación del habitáculo pasa por instalar un sensor de presencia o un volumétrico, según comenta Gorka Sánchez de la empresa Gorali que, "a través de una cédula fotovoltaica de presencia detecta cuando la persona entra en la habitación", incluso existe la posibilidad de reducir el campo de localización, ya que el sensor se vende con una pegatina para poder reducir los 360 grados que en un principio y sin limitaciones detectará.

Para que la luz se apague sola y se ahorre energía, se puede instalar junto al sensor un temporizador en el que se estipule el tiempo que se quiere que la luz esté funcionando. Si se opta por lo tradicional y se lleva a cabo una instalación sin elementos tan innovadores como los sensores de movimiento, se tendrá que poner un interruptor o un pulsador en el baño que ayude a dar la luz. Con el pulsador, la instalación se apagará sola, pasado el tiempo prefijado.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto